GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

miércoles, 28 de junio de 2017

EL TECHO DE CRISTAL

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: El techo de cristal
TITULOS EN ESPAÑA: El techo de cristal / Techo de cristal
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1971
DIRECTOR: Eloy de la Iglesia
REPARTO: Carmen Sevilla (Marta)
Dean Selmier (Ricardo)
Patty Shepard (Julia)
Fernando Cebrián (Carlos)
Encarna Paso (Rita)
Rafael Hernández (Padre)
Javier De Campos (Empleado)                    
Hugo Blanco (Repartidor)
Emma Cohen (Rosa)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Crown Films & Home Vídeo S.A.
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Marta se queda sola en el apartamento mientras su marido se encuentra en viaje de negocios. Empieza a escuchar una noche unos misteriosos ruidos procedentes del piso de arriba. Al principio supone que se trata del marido de su vecina Julia, pero esta le informa al día siguiente que el hombre salió también de viaje. La imaginación de Marta se va acrecentando y llega a suponer que Julia ha asesinado a su esposo…

COMENTARIO: En apenas dos años, el controvertido director Eloy de la Iglesia rodaría cuatro de sus mejores títulos fuera del denominado cine quinqui, terreno más conocido del director por el público en general. Cuatro largometrajes en los que el guipuzcoano nos traía tramas con el amor y la muerte como telón de fondo: “El techo de cristal” (1971), “La semana del asesino” (1972), “Una gota de sangre para morir amando” (1973) y “Nadie oyó gritar” (1973).

“El techo de cristal” es la cuarta película del director, y aunque anteriormente ya se había acercado en cierto modo al giallo con su film “Algo amargo en la boca” es en esta y en las tres sucesivas donde el aroma al thriller italiano es más patente y reconocible. Siempre hablando de la vertiente psicológica del género, con personajes con problemas en su cabeza, con doble personalidad, que ocultan algo o sorprenden con su actitud a lo largo del metraje. Historias que más tarde o más temprano asombran al espectador.

En este caso el reparto viene encabezado por una maravillosa Carmen Sevilla, con un papel que probablemente sea el mejor de su carrera. La actriz dejo de lado su rol de folclórica y se puso a las órdenes del director sin tapujos, consiguiendo este lo mejor de la actriz. Repetirían juntos poco tiempo después en la maravillosa “Nadie oyó gritar”. No es la única sobresaliente en el reparto, en el que no puedo dejar de destacar a unos esplendidos Dean Selmier y Patty Sheppard, aparte de la preciosa Emma Cohen en un papel secundario pero necesario.

La trama se desarrolla en un sitio apartado, un caserón formado por dos pisos en el que viven dos parejas y una zona aparte donde hace lo propio y trabaja el dueño y casero de los primeros. Por allí solo aparecen un par de repartidores, el chico del supermercado y la chica que lleva la leche. Un lugar ideal para matar… o no.

Porque de eso va la trama. Sospechas de la vecina de abajo, que oye cada noche los movimientos en el piso de arriba. Pero si su amiga se encuentra sola, ¿Por qué se oyen zapatos masculinos? Esto hará que la imaginación de Marta se vaya disparando. Ayudada por diversas pistas ira sospechando que Julia ha asesinado a su marido. Poco a poco iremos llegando al final, con unos últimos diez minutos colosales, en los que se precipitaran los acontecimientos, tendremos algún giro de guion e intervención sorprendente, para llegar a un brutal desenlace.

Editada en su día en vídeo y vista recientemente en la segunda cadena de TVE, esperemos que tenga pronto una buena edición en alta definición. No se la pierdan si tienen la oportunidad de verla.

viernes, 23 de junio de 2017

DUE OCCHI PER UCCIDERE

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: Due occhi per uccidere
TITULO EN ESPAÑA: -----
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1968
DIRECTOR: Renato Borraccetti
REPARTO: Jack Taylor (Max)
Aïché Nana (Nadia)
Fabio Testi
Barth Warren Pierre
Dan Daniels
Diego Parravicino
Augusto Bonardi
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: -----
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Un hombre es declarado culpable de un asesinato por un tribunal, por ello es ajusticiado en la guillotina. Su socio, un mafioso despiadado, prosigue con sus sucios negocios usando su club nocturno de tapadera…

COMENTARIO: Renato Borraccetti representa otro de esos casos curiosos y oscuros del cinema italiano. Según IMDB nace en 1903, y llega al mundo del cine realizando diversas labores a comienzo de la década de los cuarenta. Es en 1952 cuando dirige su opera prima, poniéndose luego detrás de las cámaras como máximo responsable en tan solo tres ocasiones más. Esta “Due ocche per uccidere” sería su última película. Nos encontramos ante una de las muchas rarezas del séptimo arte perpetrada en aquellos años. Una cinta que no fue encontrada hasta hace muy poco en un viejo 35mm, y que desgraciadamente hasta la fecha de hoy no podemos ver entera. Lamentablemente el tercer rollo de la película no se pudo recuperar, por lo que solo tenemos disponible 55 minutos de cinta, faltándonos alrededor de 15 o 20 minutos que estoy seguro que mejorarían mucho la película.

Lo que he podido ver no está nada mal. La trama comienza con un individuo declarado culpable y llevado a la guillotina. Entre sollozos lo vemos afirmar una y otra vez que es inocente. Curiosamente ese personaje está interpretado por Fabio Testi, lo cual me parece un desperdicio, ya que se trata de un actor al que se le podría haber sacado más jugo en la historia, aunque quizás salga de algún modo en ese trozo de película que no tenemos.

Seguidamente pasamos a conocer a su socio, interpretado por Jack Taylor. Se trata de un mafioso que entre otras cosas compra diamantes robados y lleva una especie de club donde las jovencitas ofrecen sus favores sexuales. Por el pub anda siempre una joven que se comunica con un tipo que puede ver por cámaras del sitio todo lo que pasa allí dentro.

Con un aire que nos recuerda al poliziesco y al eurospy no faltan algunos elementos del thriller italiano. La psicología de alguno de los personajes es esencial en la trama, no falta algún crimen, y tenemos un final altamente sorpresivo cuando se descubre quien es ese tipo que vigila lo que pasa en el pub. Me quedo con las ganas de saber que es lo que habrá en ese rollo de cinta que falta, pero en ocasiones y hablando de estas rarezas tenemos que dar las gracias de poder ver algo, y estos 55 minutos son muy jugosos, así que no se la pierdan.