GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

jueves, 10 de marzo de 2016

LAS CARAS DE LA OSCURIDAD: ANTHONY STEFFEN

Escrito por ROBERT GARCIA


Su auténtico nombre era Antonio Luiz De Teffé. Nacía en Roma, el 21 de julio de 1930, hijo de familia Noble, su padre fue campeón de Fórmula 1 y embajador de Brasil en Italia. Durante la II Guerra Mundial, un Antonio adolescente se marchaba de casa para unirse a los partisanos contra los nazis. Elegante y bien educado, logro aprender durante su vida diversos idiomas.

Sus comienzos en el cine fueron como mensajero para Vittorio de Sicca, y su debut delante de las cámaras se producía en la película “Gli sbandati” (Francesco Maselli, 1955). No le falto el trabajo en los siguientes años, donde aún usaba su auténtico nombre, siendo visto en varios péplum como la conocida “Sodoma y Gomorra” (Robert Aldrich, 1962), comedias o cintas de aventuras. 

En pleno auge del spaghetti, y debido a su aspecto físico, con un metro y noventa de altitud, y una cara propia del típico pistolero, es evidente que acabaría protagonizando algún título dentro del género. Y no fueron pocas las películas de este tipo en las que participo ya con el seudónimo de Anthony Steffen. En los años venideros se encasillo en estos papeles, actuando en gemas dentro del género como “Los cuatro salvajes” (Mario Caiano, 1967), “Huracán sobre México” (Leopoldo Savona, 1967), “Un tren para Durango” (Mario Caiano, 1968), “Garringo” (Rafael Romero Marchent, 1969), “Django, el bastardo” (Sergio Garrone, 1969) o “Apocalipsis Joe” (Leopoldo Savona, 1970). 

Ya en los setenta, y siendo el giallo el que estaría en pleno esplendor, Steffen también participaría en diversos títulos de mi género favorito, siendo el protagonista principal en muchos de ellos, pero seguiría apareciendo en cintas de toda índole, desde “La caza del oro” (Juan Bosch, 1972) a “Voracidad / Pirañas asesinas” (Antonio Margheriti, 1979) u “Orinoco, paraíso del sexo” (Edoardo Mulargia, 1980). 

A continuación enumero las apariciones del actor en el thriller a la italiana, o en diversas copias de este, los que se conocen como pseudo-giallos: 

A principios de los ochenta se marcharía a vivir a Rio de Janeiro (Brasil), visitando Italia en algunas ocasiones. En el país sudamericano haría sus últimas apariciones en el cine, retirándose a comienzos de la década siguiente. En el 2002 fue diagnosticado de cáncer, falleciendo un par de años después, a la edad de 74 años. Nos dejó un buen número de películas, y su imagen siempre estará presente para los fans del giallo y del cine de género europeo, por lo que merece un puesto de honor en nuestra sección “Las caras de la oscuridad”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada