GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

martes, 10 de noviembre de 2015

BUGIE ROSSE

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: Bugie rosse
TITULO EN ESPAÑA: Bugie rosse
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1993
DIRECTOR: Pierfrancesco Campanella
REPARTO: Lorenzo Flaherty (Andrea)
Tomas Arana (Marco)
Gioia Scola (Adria)
Alida Valli (Caterina)
Gianfranco Jannuzzo (Roberto)
Natasha Hovey (Lucia)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: -----
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Un periodista se sumerge en los bajos fondos de una gran ciudad para descubrir a un asesino en serie que está matando a homosexuales, llegando a poner en peligro su vida y descubriendo el lado oscuro de su propia personalidad.

COMENTARIO: El historial de Pierfrancesco Campanella en esto del cine es muy corto, tras escribir el guion y participar como actor en “La trasgressione” (1988) se lanzó a la dirección, y en este campo tan solo realizo tres títulos entre 1991 y 2003, siendo este que hoy me ocupa el segundo de sus largometrajes.

En el reparto nos encontramos con gente como Lorenzo Flaherty, actor que se convirtió pronto en un habitual de productos televisivos, pero que también podemos ver en títulos como "Voci dal profondo" (Lucio Fulci, 1991) o “La ragazza di Cortina” (Giancarlo Ferrando, 1994). A Tomas Arana lo tenemos en “El engendro del diablo” (Michele Soavi, 1989), “La secta” (Michele Soavi, 1991) o “Puzzle mortal” (Lamberto Bava, 1992) y a Gioia Scola en “La conquista de la tierra perdida” (Lucio Fulci, 1983) o “Los invasores del abismo” (Ruggero Deodato, 1983), pero sin duda me quedo con Alida Valli, la inolvidable Miss Tanner de “Suspiria” (Dario Argento, 1977), actriz de curriculum envidiable que terminara apareciendo en nuestra sección “Las caras de la oscuridad”.

En cuanto a la trama, estamos ante un giallo que rememora las características del género hecho en las décadas de los setenta y ochenta, mezclándolo con lo que este ofrecía ya entrada la de los noventa. Y es que por un lado tenemos al asesino del que solo vemos los típicos guantes negros, que martillo o cuchillo en mano comete crímenes sangrientos. No falta la típica investigación, en este caso a dos bandas, por una parte a cargo de un periodista que se mete en el ambiente donde se están cometiendo los delitos, y de la propia policía, y además contamos con diversos sospechosos.

Y por otro lado, tenemos presente el erotismo que impregno al giallo en aquellos años, los crímenes se cometen en el ambiente gay de la ciudad, en muchas escenas se dejan entrever relaciones homosexuales pero no tenemos desnudos masculinos y si algún que otro femenino, con escenas subidas de tono entre el periodista y su pareja.

Al final, y como es habitual, tendremos la resolución del caso, con el descubrimiento del criminal, que queda un poco descafeinado, como lo es el resto de la película. No estamos ante el mejor ejemplo de giallo hecho durante estos años, y aunque la película tenga sus momentos de corrección se nota la poca experiencia de su director. Titulo para completistas del género, que fue emitido en alguna televisión de nuestro país, y que no cuenta que yo sepa con edición alguna en vídeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada