GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

miércoles, 14 de octubre de 2015

ESA EDAD MALICIOSA

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: Quella età maliziosa
TITULO EN ESPAÑA: Esa edad maliciosa
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1975
DIRECTOR: Silvio Amadio
REPARTO: Nino Castelnuovo (Napoleón)
Gloria Guida (Paola)
Anita Sanders (Madre de Paola)
Andrea Aureli (Adolfo)
Mimmo Palmara (Pescador)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: -----
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Napoleón, cansado de su pareja y de no triunfar en el mundo del arte, decide aceptar el trabajo de jardinero que ofrece una mujer, esta vive con su marido, enfermo del corazón, y con su joven hija Paola.

COMENTARIO: Silvio Amadio rodaba en 1969 la película La isla de las suecas, y en 1975 esta que hoy reseño y Pecados de juventud. Las tres comparten localizaciones, y tienen cosas en común en la trama, por lo que podrían formar una especie de “trilogía erótico marítima”.

En las dos últimas la mayor parte del protagonismo se lo lleva Gloria Guida, que fue una musa para el director, que la empleo en varios de sus títulos. Le acompañan en esta ocasión Nino Castelnuovo y Anita Sanders, mientras el primero tiene un amplio historial que incluyen gemas del calibre de Rocco y sus hermanos (Luchino Visconti, 1960) y rarezas como El divorcio (Romolo Guerrieri, 1970), la segunda tuvo una carrera corta, siendo esta su última película.

La primera hora de metraje no tiene más interés que ver los continuos desnudos de Paola (Gloria Guida) y su madre, más que nada de la joven, que se dedica a seducir al personaje de Castelnuovo, un jardinero sin experiencia que es contratado para la casa pese a que no tiene experiencia en el sector, y de que nunca dan trabajo a nadie que no conozcan, el dialogo en la escena de su contratación no tiene desperdicio. Si no fuera por esos desnudos, uno no dudaría en apagar el aparato de video, pero todos estos minutos son esenciales para prepararnos para lo que se avecina.

Hete aquí que llega lo mejor de la película, los últimos minutos son de órdago, y son los que sumergen de lleno a la cinta en el thriller all´italiana, al final habrá consumación entre el jardinero y una de las mujeres, un intento de violación, un crimen por accidente, y un final ligeramente sorpresivo e inesperado.

En resumen, estamos ante un drama erótico con incursiones en el giallo. Para muchos, esos toques quizás sean pocos para catalogar a la cinta dentro de esta Gialloteca, pero para mí tiene lo mismo de giallo que otros títulos que todos catalogan como tal, véase Top Sensation (Ottavio Alessi, 1969) o Salvar la cara (Rossano Brazzi, 1969).

2 comentarios:

  1. Hola soy Emi, te escribo desde el blog www.suciotatami.com,
    Solo quería felicitarte por tu ENORME trabajo de recopilación de este género estupendo, además de las películas de Kung Fu, soy un enamorado del cine Exhumed jeje y en este lugar lo paso de lo lindo, si te parece bien te enlazo en mi blog para que te visiten! un fuerte saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola Emi, por supuesto te añado enlace enseguida, y también lo hago en mi otro blog ungatoenelcerebro.blogspot.com.es
    Un abrazo

    ResponderEliminar