GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

viernes, 19 de septiembre de 2014

LA MUERTE LLAMA A LAS 10

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: La muerte llama a las 10
TITULO EN ESPAÑA: La muerte llama a las 10
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1974
DIRECTOR: Juan Bosch
REPARTO: Gillian Hills (Peggy Foster)
Ángel del Pozo (John Kirk Lawford)
Silvia Solar (Jackie Polianski)
Stelio Candelli (Ronald James)
Carlos Otero (Mr. Lewis)
Bruno Corazzari (John Kirk Lawford)
Goyo Lebrero  (Anthony)
Manuel Gas (Inspector Walton)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Unos Films (Shazam)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Una joven espera impaciente la llegada de su novio que ha ido unas semanas a Vietnam en asunto de negocios y mientras esto ocurre alquila una habitación en su apartamento a un tipo con mala cara que a las pocas horas aparecerá en la calle asesinado. En los días sucesivos irán apareciendo cadáveres por cualquier sitio donde ella pisa y el novio sigue sin dar señales de vida.

COMENTARIO: Juan Bosch nacía en Valls (Tarragona) en 1926. Su filmografía es bastante variada, comenzó haciendo cine negro y policiaco, dejándonos títulos notables dentro de este género a finales de los 50 y principios de los 60, una época dorada dentro de estos géneros en Cataluña, hay están “Sendas marcadas” (1957), “A sangre fría” (1959) o “Regresa un desconocido” (1961). En los comienzos de los 70 aborda el eurowestern, realizando cinco largometrajes entre los que destacan “Abre tu fosa amigo… llega Sabata” (1971), y tras ellos se mete de lleno en el thriller a la italiana con dos buenas piezas: “Los mil ojos del asesino” y esta “La muerte llama a las 10”.

Tras ellas rodaría la magnífica “Exorcismo”, protagonizada por Paul Naschy, supone uno de los grandes ejemplos de fantaterror hispano, tan en boga en aquellos años. Hasta su retirada en 1982, el director realiza más bien comedias, dentro de las llamadas “españoladas”, aunque también llama la atención el western con tintes de suspense “La ciudad maldita” que dirige en 1978.

“La muerte llama a las 10” es una co-producción entre España e Italia. En el reparto tengo que destacar a Gilliam Hills, actriz nacida en El Cairo (Egipto) y que sin tener una trayectoria excesivamente larga intervino en gemas del calibre de “La naranja mecánica” (Stanley Kubrick, 1971) o “Blow-up (Deseo de una mañana de verano)” (Michelangelo Antonioni, 1966). Le acompaña un reparto compuesto por gentes de ambos países, desde Ángel del Pozo o Silvia Solar a Stelio Candelli o Bruno Corazzari.

Al personaje interpretado por Gilliam Hills todo se le vuelve escabroso desde un primer momento, su novio se encuentra de viaje de trabajo en Vietnam, pero ella cree verlo por las calles de Londres. Este hecho le hace ir a visitar a Jessie, una colaboradora de su marido, que le dice que es imposible, que su novio esta en Vietnam y que debe ver alucinaciones. Otro hecho hace que la joven se sienta más confundida, al estar pasando por problemas económicos se ve obligada a alquilar la parte superior de su dúplex, recibiendo la visita de su futuro inquilino, un tipo misterioso y ataviado con gafas oscuras, que sabe más de lo que debería de la joven.

Al día siguiente, este individuo aparece muerto, todo hace indicar que ha caído desde el ático a la calle. La policía investiga el caso, y llega al piso de la muchacha que afirma no saber de quién se trata, para más inri, y cuando la policía se encuentra allí, llega otro hombre que dice llamarse John Kirk Lawford, el mismo nombre que había usado el inquilino muerto. Pero ¿Por qué la joven dice no saber nada del primer hombre? ¿Qué es lo que oculta? ¿Tiene problemas psicológicos? La aparición de un maletín con medio millón de dólares, un vecino algo extraño y curioso y otros asesinatos hará de la trama un enredo con una solución que averiguaremos al final.

Buena película, con una trama bastante enrevesada, correctas interpretaciones, asesinatos sanguinolentos y un final potable, acompañado todo ello de una banda sonora mejorable. Me atrevería a decir, que es de los mejores ejemplos de pseudo-giallos que uno puede ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario