GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

viernes, 11 de julio de 2014

LA CORRUPCIÓN DE CHRIS MILLER

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: La corrupción de Chris Miller
TITULO EN ESPAÑA: La corrupción de Chris Miller
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1973
DIRECTOR: Juan Antonio Bardem
REPARTO: Jean Seberg (Ruth Miller)
Marisol (Chris Miller)
Barry Stokes (Barney Webster)
Perla Cristal (Perla)
Rudy Gaebel (Lewis)
Gérard Tichy (Comisario)
Alicia Altabella (Adela)
Mariano Vidal Molina (Ernesto)
María Bardem  (María)
Juan Antonio Bardem (Pedro)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Videotechnics S.A.
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Una chica vive con su madrasta en una casa en mitad del campo, atormentada por las secuelas psicológicas de una violación. Su madrasta, despechada tras la marcha de su marido, intenta estimular el trauma de la chica. Un día llegara a la casa un joven calculador con mucho que ocultar, que creara el conflicto entre las dos. Al mismo tiempo, un asesino nocturno empezara a actuar en la zona.

COMENTARIO: Hasta la realización de la cinta que nos ocupa, Juan Antonio Bardem no había hecho cine de género, títulos como “Muerte de un ciclista” (1955), “Los pianos mecánicos” (1965) o “El último día de la guerra” (1970) están más bien dentro de un cine comprometido o de autor, así la que nos ocupa fue criticada y machacada brutalmente por los cinéfilos de turno.

Otras películas antes que esta hicieron incursiones en el giallo mostrándonos asesinatos y escenas eróticas, títulos que eran, para algunas mentes de aquella época, políticamente incorrectas, casi todas se desarrollaban fuera de nuestras fronteras, como si la historia que nos cuentan no pudiera ocurrir dentro de nuestro país. Bardem cuenta una historia que ocurre en el norte de España, concretamente en Comillas (Cantabria), y en los primeros minutos de metraje vemos un asesinato, alguien vestido de “Charlot” asesina a una mujer a sangre fría para robarle el dinero que tiene en casa.

Tras los títulos de crédito, conocemos a una mujer madura que vive con su hijastra tras sufrir el abandono de su marido. La chica vive obsesionada con que su padre regresara algún día, hasta el punto de estar un tanto tocada psicológicamente, a su cabeza llegan imágenes de lo que parece ser una violación ocurrida en el pasado y sufre pesadillas en las noches de tormenta, por su parte la madrastra está segura de que su marido jamás volverá, da la impresión de que sabe algo que no contara a su hijastra. La llegada a la casa de un joven hippie alterara la vida de las dos mujeres, mientras tanto siguen ocurriendo asesinatos en la zona…

Casi todo el peso de la trama lo llevan esos tres personajes, las dos mujeres interpretadas por Jean Seberg y Marisol, y el joven hippie interpretado por Barry Stokes, cuando una historia es buena y hay detrás un buen equipo no hacen falta más que unos cuantos actores para que funcione, y aquí tenemos otro caso más. Los tres lo hacen bien, mejor ellas que él. Como curiosidad, según leo hay una escena donde fue necesario un doble para Stokes, se trata de la escena donde este ha de matar un conejo vivo.

En resumen, estamos ante una magnifica muestra de cine, muy bien realizada y superior a muchas de las películas que en aquella época se hacían en nuestro país, pese a los 107 minutos de metraje no se hace pesada y se sigue con interés, aunque evidentemente siempre hay escenas que destacan, y la última media hora es antológica, con asesinatos sanguinolentos y el descubrimiento del asesino de turno, que como en el mejor de los títulos italianos es el más inesperado.

Otra curiosidad; se rodaron dos finales para la película, uno algo más feliz que es el que podemos ver en el montaje final y en la edición de video española, y otro más cruel, donde se descubre algo que afectara a las protagonistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada