GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

martes, 27 de mayo de 2014

LA MUERTE RONDA A MÓNICA

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: La muerte ronda a Mónica
TITULO EN ESPAÑA: La muerte ronda a Mónica
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1976
DIRECTOR: Ramón Fernández
REPARTO: Nadiuska (Mónica)
Arturo Fernández (Arturo)
Jean Sorel (Federico)
Karin Schubert (Elena)
Damián Velasco (Diego)
Isabel Luque (Trini)
Bárbara Rey (Eva)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Lubaces S.A. y Divisa Ediciones.
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Federico es un hombre de negocios que está casado con una millonaria llamada Mónica. Un día aparece en su despacho un hombre que le chantajea amenazándolo con explicar a su esposa su turbio pasado como delincuente. De la misma forma, Mónica se entera de que Federico le engaña con una conocida modelo.

COMENTARIO: La filmografía de Ramón Fernández está repleta de lo que se conoce popularmente como “españoladas”, comedias de cine de barrio y familiar como “Sor Ye-yé” (1968), “Cateto a babor” (1970), “No desearás al vecino del quinto” (1970) o “El donante” (1985) son algunas de ellas. Su carrera finalizaba a principios de los noventa dirigiendo diversos episodios de dos series con éxito en la televisión como “Los ladrones van a la oficina” y “Cuéntame cómo pasó”.

En 1971, Ramón dirigía “Siete minutos para morir” y en 1976 esta que hoy reseño, se trata de dos pequeñas muestras de un cine distinto a lo que el director acostumbraba a realizar. Con un reparto bastante potable, en el que podemos encontrar a clásicos del giallo y el cine italiano como Jean Sorel y Karin Schubert acompañados de Nadiuska Bárbara Rey o Arturo Fernández, este último con un papel hecho a su medida y que pone el aire cómico a toda la historia.

La historia empieza de un modo un poco aburrido, vemos los diversos problemas de la pareja protagonista (Mónica y Federico), con grandes cantidades de dinero de por medio suelen aparecer líos y enredos, y si entre la pareja se mete otra mujer aparecerán pronto los celos y envidias. Poco a poco la cosa se vuelve más interesante, la aparición de un viejo socio y un plan enrevesado ideado por la amante de Federico acabara con el asesinato de uno de los personajes.

Al final tendremos una resolución de la trama con el descubrimiento del asesino, sorpresivo como es normal en este tipo de historias. Asesino que por cierto va vestido completamente de negro, con sus guantes y pasamontañas, elementos tan populares en los giallos más conocidos. No faltan otros elementos propios del giallo como los muñecos o maniquíes, ni los desnudos femeninos, ni la aparición en diversas escenas de acoso psicológico a algún personaje. En falta se echa algo más de sangre, y es que los asesinatos no son especialmente crueles, pero es que estamos hablando de Ramón Fernández, un asturiano acostumbrado a la comedia que vaya usted a saber porque se metió en estos berenjenales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada