GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

viernes, 18 de abril de 2014

LA MUJER DEL LAGO

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: La donna del lago
TITULO EN ESPAÑA: La mujer del lago
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1965
DIRECTORES: Luigi Bazzoni, Franco Rossellini
REPARTO: Peter Baldwin (Bernard)
Salvo Randone (Enrico)
Valentina Cortese (Irma)
Pia Lindström (Adriana)
Pier Giovanni Anchisi (Fotógrafo)
Ennio Balbo (Cirujano)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Filmax
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: Filmax y Regia Films

SINOPSIS: Bernard es un escritor que suele buscar la inspiración en el hotel del pueblo donde pasaba sus vacaciones infantiles. Pero en esta ocasión, vuelve con la intención de ver a una empleada del hotel (Tilde) con la que mantuvo una relación sentimental. Sabrá entonces que Tilde ha sido encontrada muerta en un lago y que, aunque la policía cree que se trata de un suicidio, parece más bien un asesinato. Bernard ejercerá de detective para averiguar qué está ocurriendo en ese hotel. Ayudado por un fotógrafo jorobado descubrirá que algunos de las personas cercanas a Tilde, el hijo del dueño del hotel, o el mismo dueño, pueden tener algo que ver con su muerte.

COMENTARIO: Opera prima de Luigi Bazzoni en la dirección ayudado por Franco Rossellini, más conocido este por sus labores de producción en unos cuantos films y que solo trabajo como director en la película que hoy os reseño. El guion de la película está basado en la novela de mismo título escrita por Giovanni Comisso. Estoy seguro de que Bazzoni fue el que llevo la batuta e hizo más por la película, este director, aparte de unos cuantos documentales, solo dirigió cinco títulos, pero hay quedan para la posteridad gemas del calibre de “El día negro” (1971) y “Huellas de pisada en la luna” (1975).

El protagonista de la cinta es Bernard (1), un escritor que vuelve tras un año a pasar las vacaciones en un pequeño pueblo situado a la orilla de un lago, allí tratara de volverse a ver con una chica a la que conoció, pronto se enterara de que falleció en extrañas circunstancias, primero le dicen que se enveneno, pero luego le cuentan que aparte de eso fue encontrada con el cuello cortado. La investigación del escritor es lo que ocupa una mayor parte del metraje.

Con una elegante fotografía en blanco y negro, iremos averiguando cosas hasta llegar a la resolución del caso, en la película tenemos escenas muy bien hechas, con unos enfoques preciosos, como aquella del escritor viendo al padre de la muchacha fallecida. Todo viene acompañado con una voz en off en algunas ocasiones, flashbacks del protagonista y una banda sonora de lo más acertada, aunque en muchas ocasiones solo tenemos silencio.

Todo el conjunto nos hace meternos de lleno en la trama y el resultado final es una obra redonda, no me extraña que para muchos sea una película de culto. Estamos ante uno de los muchos ejemplos que si bien se adentraban en el giallo, también poseían ramalazos del horror gótico que tan bien supieron realizar los italianos, y que tantas alegrías nos dio a los cinéfagos como yo. Sobresaliente film por tanto.

(1) Personaje interpretado por el actor de origen norteamericano Peter Baldwin, quien apareció en joyas como “Lo spettro” (Riccardo Freda, 1963) o “Concierto para pistola solista” (Michele Lupo, 1970), tras unos años compaginando labores de actor y director decidió tirarse hacia lo segundo. En este campo intervino en más de un centenar de productos, siempre dentro de las series para televisión o telefilms de escaso presupuesto.

2 comentarios:

  1. Un verdadero peliculón. Mucho mejor de lo que esperaba... hace mucho que no la revisito y no tardaré en hacerlo.

    Saludos punkandhorror

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar Alimaña. A mi la película no me llamo mucho la atención en un primer visionado, quizás no la vi en un buen momento, pero me ha parecido mucho mejor ahora al revisarla.

    Saludos!!

    ResponderEliminar