GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

sábado, 12 de enero de 2013

PERFECT BLUE

Reseña realizada por ALFONSO & MIGUEL ROMERO


TITULO ORIGINAL: Perfect Blue
TITULO EN ESPAÑA: Perfect Blue
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1997
DIRECTOR: Satoshi Kon
REPARTO: Con las voces en el original de
Junko Iwao
Rica Matsumoto
Shimpachi Tsuji
Masaaki Ôkura
Yôsuke Akimoto
Yoku Shioya
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Manga Films
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: Manga Films

SINOPSIS: Mima es la cantante de un famoso grupo musical japonés. Debido al fracaso de ventas de sus discos, su mánager decide apartarla del grupo y darle un papel en una serie de televisión. Mima cae entonces en una profunda depresión que la lleva a replantearse su vida y su carrera, pero su crisis se agrava cuando descubre que su vida está al alcance de cualquiera en Internet y que alguien la está vigilando. Cuando la serie empieza a emitirse por televisión, Mima comprueba que la ficción se reproduce en su vida real: sueño y realidad se confunden hasta el punto de cuestionarse su propia identidad. El desarrollo de los acontecimientos y su propia intuición llevarán a la protagonista a un desenlace absolutamente inesperado...

COMENTARIO: Resulta del todo lógico que países mediterráneos como España copiaran e hicieran películas al estilo del giallo italiano. Es hasta de justicia poética que desde Hollywood se dejaran influenciar por el thrilling all' italiana, dado que los primeros ejemplos del género bebieron de algunos clásicos del psycho-thriller sajón. Pero resulta algo más chocante la impronta del giallo en los países asiáticos.

Hong Kong, por entonces aún colonia británica, ya mostró influenciarse del giallo italiano, sobre todo en cuestiones técnicas como la fotografía, en algunos de sus brutales psycho-thrillers rodados a principios de los 90 y amparados bajo la etiqueta de Categoría III. Japón, por su parte, había abierto las puertas a occidente a mediados del siglo XIX, aunque sería tras finalizar la Segunda Guerra Mundial cuando realmente se abrió, más bien a la fuerza, a las influencias extranjeras y al capitalismo más agresivo. Notamos la huella del giallo, sobre todo del cine de Argento y Fulci, en ciertos títulos que nos llegaron vía video como "Tokyo Snuff" (1988), de Izô Hashimoto, o "La sangrienta venganza de Aki" (1992), de Toshiharu Ikeda (1). Pero el caso de "Perfect Blue" es incluso más llamativo porque lleva las estructuras del thriller italiano al terreno del OVA (Original Video Animation).

Satoshi Kon, después de años dedicado a distintas labores en el mundo del manga y el anime, debutaba como director de un largometraje animado con este "Perfect Blue" en 1997 apadrinado nada menos que por Katsuhiro Otomo, el papá de "Akira" (2). Ya había dado muestras anteriormente, pero sería a partir de este film cuando Satoshi Kon empieza a desplegar su visión del Japón moderno, que continuará desarrollando en sus siguientes películas. A decir de Ángel Sala "Su obra es una crónica perfecta de la sintomática cultural y social del Japón de los últimos 20 años" (3). En los trabajos de este director se mezclan realidad sintética y mundo real. Realidad y ficción se funden y confunden, llegando los personajes y los espectadores dificilmente a distinguir qué es real, cuál es la verdadera identidad.

No es casual que la chica protagonista, Mima, quiera dejar de ser un ídolo juvenil, un producto prefabricado de pop para adolescentes (una identidad creada), y descubrir su verdadero yo oculto tras aquella máscara. Intentando ser una actriz de televisión la joven quiere encontrarse a sí misma, pero una serie de acontecimientos llega a confundirla más ¿Quién hace la página web que lleva su nombre? ¿Por qué el stalker que la persigue la tacha de "impostora" y dice actuar según las órdenes de la "verdadera" Mima? ¿Está ella perdiendo la cabeza y confundiendo su identidad? ¿Tiene doble personalidad?... Para colmo, la situación que vive se parece mucho a la ficción de la serie televisiva donde interviene, y cobra todo el sentido la frase que repite para el papel, "¿Quién soy yo?". La realidad sensorial y la de la serie se mezclan.

Al final, tras un largo proceso de muertes y dolor, de confusión y engaños, una nueva Mima se ha encontrado a sí misma, y algunos no están seguros que sea ella, pues ya se ha librado de aquella identidad creada por la industria. Por el contrario, su némesis se ha perdido por completo en torno al personaje fabricado por los media. Kon señala los diferentes niveles de realidad que en el día a día está produciendo la actuación masiva de los medios en el Japón contemporaneo. Y es que, aunque basado en la novela "Pakefu-to buru: Cansen hentai", escrita por Yoshikazu Takeuchi y editada en 1991 (4), el realizador añadía algunos de los elementos de más interés de la película y que más le convienen para su mirada a la pérdida de la identidad de su país en la actualidad.

Y formalmente le da estructura de giallo a lo Argento, influenciado principalmente por "Cuatro moscas sobre terciopelo gris" (1971), "Rojo oscuro" (1975), ambos títulos con personajes de personalidad alterada y confundida, y el lado más fantástico del género de la magistral "Suspiria" (1977). Amén de esos agresivos tonos rojos y, por supuesto, azules que acompañan toda la cinta. Más el juego de asesinos y los brutales crímenes que se cometen. Así como la importancia del sexo y la sexualidad (que también servirán a Mima para descubrirse) en el desarrollo de la trama.

Darren Aronofsky compró los derechos de "Perfect Blue" para realizar un remake. Nada de extrañar pues en sus memorables "Requiem por un sueño" (2000) y "El Cisne Negro" (2010) encontramos esa reinterpretación y alteración de la realidad a través de diferentes signos. Y para terminar, recordar las palabras de Roger Corman en relación a este film de Satoshi Kon "Impresionante y sobrecogedora... Si Alfred Hitchcock se hubiera asociado con Walt Disney el resultado sería una película como ésta".

(1) Las dos primeras entregas de la trilogía conocida internacionalmente como "Evil dead trap". La tercera entrega, dirigida en 1993 por Hashimoto, no se editó en vídeo en nuestro país.
(2) Otomo quedó muy satisfecho con el trabajo como guionista desempeñado por Kon en el segmento "Magnetic Rose", dirigido por aquél, para el film compartido "Memories" (1995).
(3) En el capítulo "Satoshi Kon o el anime como interfaz" del libro "Cine de animación japonés" (2008), coordinado por Antonio José Navarro.
(4) Cuatro años más tarde, una versión revisada llegaba a las tiendas con el título cambiado a "Yume narasamete". En 2002 Toshiki Sato realizaba una película a imagen real que no cuenta con muy buenas críticas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada