GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

miércoles, 25 de enero de 2012

LA MUERTE HA PUESTO UN HUEVO / TRIÁNGULO MORTAL / DOS MENOS UNO, TRES / HABITACIÓN Nº24

Reseña realizada por ALFONSO & MIGUEL ROMERO


TITULO ORIGINAL: La morte ha fatto l´uovo
TITULO EN ESPAÑA: La muerte ha puesto un huevo / Triángulo mortal / Dos menos uno, tres / Habitación nº24
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1968
DIRECTOR: Giulio Questi
REPARTO: Gina Lollobrigida (Anna)
Jean-Louis Trintignant (Marco)
Ewa Aulin (Gabrielle)
Jean Sobieski (Mondaini)
Renato Romano (Luigi)
Vittorio André 
Giulio Donnini (Hotel Manager)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Con el título de "La muerte ha puesto un huevo" por Vídeo Producciones Valfer, con el de "Triángulo mortal" por Vídeo Tape Internacional S.A. y por Ibérica Vídeo Distribuciones S.A., con el título de "Dos menos uno, tres" por Agustín Ferrero Fernández y con el título de "Habitación nº24" por Vídeo Compact.
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Marco es un intelectual frustrado que está casado infelizmente con Anna, propietaria de una fábrica de pollos en la que se llevan a cabo experimentos genéticos. Para satisfacerse sexualmente, Marco tiene encuentros con prostitutas, a las que además parece asesinar.

COMENTARIO: Cuando Dario Argento deconstruye el giallo para cristalizar nuevamente en un estilo propio que terminará por ser el que domine toda la década de los 70 (y más allá), el director romano había asumido los anteriores trabajos en el género, principalmente los orquestados por Mario Bava. También los empeños de Umberto Lenzi, con sus psycho-gialli sexuales y diurnos, seguirían calando y haciéndose notar en diversos e interesantes títulos. Sin embargo, la muy personal aportación de Giulio Questi dentro de las coordenadas del thriller, "Dos menos uno, tres", estrenada en suelo italiano el 9 de enero de 1968, no tuvo continuidad en el terreno del giallo entre el aluvión de cintas que seguirían al éxito de "El pájaro de las plumas de cristal" (1970).

De igual modo que hiciera con "Oro maldito", donde el género del spaghetti-western era sólo el marco para el desarrollo del trabajo de Questi, y que resultó incomprendido en su momento (y terriblemente mutilado en la copia que vimos en España), "Dos menos uno, tres" utiliza el esquema del thriller para una propuesta personal por parte de su realizador y que nuevamente no terminó de calar. Si el propio Questi definía "Arcana" (1972) como un film "etnográfico", el que aquí nos ocupa es, como bien apuntaba Ángel Sala (1), un título "orgánico", donde los mismos créditos iniciales parecen reproducir el proceso de gestación de un huevo y que enlaza con un ojo en primer plano.

La cinta arranca en un motel. Diferentes habitaciones, personajes e historias, para centrarse el director en Marco (Jean Louis Trintignant), que asesina con un cuchillo y guantes negros (pero a plena luz del día y sin ocultar su rostro) a una fémina para después ir a su trabajo, como ejecutivo de una asociación dedicada a la producción avícola. Pronto comprenderemos que quien posee la fortuna familiar y lleva las riendas de la casa y el negocio es su esposa, Anna (Gina Lollobrigida), y que nuestro hombre no es más que un mero pelele, un soñador que anhela la libertad y el amor, aborreciendo el mundo capitalista que le rodea y que sólo desea fugarse con su amante, Gabrielle (Ewa Aulin), la secretaria de su mujer, que tiene los pies más sobre la tierra y es consciente (tal vez demasiado) del lugar y función que ocupa.

Pero ¿es Marco un asesino sádico? No tardaremos en comprobar que ello no es más que una representación, un modo de satisfacer sus fantasías sexuales con prostitutas en la habitación que tiene reservada en el motel, la 724, y las chicas además le consideran todo un caballero.

Nuestro protagonista no se integra en el mundo que le ha tocado vivir, ni en el medio familiar ni en el empresarial, desligándose de éste a raíz del experimento con éxito en la fábrica que da como resultado unos pollos mutantes (enormes, sin alas ni cabeza) que crecen sin necesidad de alimentarlos. Ideados como un producto mercantil que producirá unos importantes cambios en la producción y un abaratamiento de los costes. La moral y la economía parecen desligados en una sociedad que sufría, recordaba Questi, una agresiva industrialización en aquellos años. Como tantos intelectuales de su momento, el realizador echa una mirada desconfiada a los excesos capitalistas orquestados por una agresiva y absurda publicidad (2) que incluso ataca a la cámara en algunos momentos del film. Y precisamente el nuevo publicista de la empresa tiene una notable importancia en la trama, y por supuesto no para bien. Una sociedad capitalista donde las personas son también meros productos de consumo. Donde el poder y el dinero lo son todo y para conseguirlo se llega incluso al crimen.

El realizador compara constantemente a los pollos en la fábrica con las personas. Significativo el enlace de Marco destruyendo (matando) a los pollos mutados al cuerpo maduro y aún muy apetecible de Anna desnudándose para ir a la cama. Llegando más lejos con la analogía del huevo (presente desde el mismo título original hasta el vestido que luce Gabrielle en la fiesta) con el hombre e incluso con la sociedad. Blanco, pulcro, perfecto en su forma, pero que por dentro puede estar podrido, contaminado. Sobre todo en el final, con un chiste macabro a cargo del jefe de la policía que busca al responsable de un asesinato (esta vez real) y del que sospechan ha podido ser Marco. Y la huella de Lenzi se hace presente.

Nos encontramos a lo largo del metraje con el predominio de fondos claros, asépticos, impersonales, tanto en la casa, la oficina e incluso el motel, que apenas difieren de los de un aeropuerto. Jean-Louis Trintignant era el actor idóneo para encarnar al idealista, fetichista y pusilánime Marco, en la línea de otros papeles suyos como el que haría en "El ladrón de crímenes" (1969), de Nadine Trintignant. Ewa Aulin venía que ni pintada para el rol de Gabrielle. Además, ambos habían coincidido poco antes en el giallo de Tinto Brass "Con el corazón en la garganta" (1967). Y el tercer vértice de este triángulo amoroso (que podría convertirse en cuarteto) lo compone Anna, a la que da vida la Lollo, que si bien fue una imposición de la producción, resulta perfecta como la posesiva esposa, capaz de rebajarse lo que haga falta para no perder el control y conseguir sus propósitos, aunque en realidad no sea ella quien mueva los hilos.

Si en "Nudi per vivere" (1964), documental tipo mondo dirigido por Giuliano Montaldo, Elio Petri y Giulio Questi, éste homenajeaba el "Belle de jour" (1967) de Buñuel, en esta ocasión vuelve a rendir tributo al genio aragonés en la escena de la fiesta que remite conscientemente a "El ángel exterminador" (1962).

Intencionadamente inconformista, Questi apuesta por planos extraños, movimientos de cámara que a veces parecen aleatorios y no dar ninguna información, centrándose en muchas ocasiones en partes del cuerpo de los interlocutores mientras éstos hablan, produciendo extrañeza en el espectador. Sumémosle un montaje sincopado, acorde con las imágenes y una banda sonora histriónica, obsesiva e incluso molesta a cargo de Bruno Maderna.

Ni que decir que la crítica no recibió con buenos ojos la película, ni sus intenciones críticas y vanguardistas. Quedémonos con una escena, Marco, fotógrafo aficionado, hace una sesión en la fábrica con Anna y Gabrielle posando ante los pollos e incluso sosteniendo algunos de éstos. El capitalismo industrial sustituye el glamour, diríase la antítesis del Thomas (David Hemming) de "Blow up. Deseo de una mañana de verano" (1966), de Michelangelo Antonioni, o de la casa de moda donde se desarrolla la seminal "Seis mujeres para el asesino" (1964) de Mario Bava.

(1) En su entrada sobre el film para el libro colectivo "El giallo italiano: la oscuridad y la sangre" (Nuer Ediciones, 2001).
(2) Podemos citar también "Han cambiado de cara"/"La resurrección del mal" (1971), de Corrado Farina.

domingo, 22 de enero de 2012

EL MONSTRUO

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: Il mostro
TITULO EN ESPAÑA: El monstruo
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1977
DIRECTOR: Luigi Zampa
REPARTO: Johnny Dorelli
Sydne Rome
Renzo Palmer
Yves Beneyton
Enzo Santaniello
Henning Schlüter
Renato Scarpa
Gianrico Tedeschi
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Vídeo Producciones Valfer
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Valerio es un hombre amargado que piensa que la vida le ha traicionado privándole del éxito que merece su talento. Es un periodista frustrado que ha sido relegado a la peor sección de su trabajo, ahora su trabajo consiste en contestar a las cartas que los lectores del periódico a la sección "La Condesa Esmeralda". Su matrimonio es un fracaso, su único hijo, Lucca de 16 años es silencioso e introvertido y su ex-mujer es dura, egoísta e independiente.

COMENTARIO: A punto de acabar su carrera, el Romano Luigi Zampa, famoso mas por sus comedias, nos deleito con títulos que rondaban el thriller mezclado con otros géneros, su mejor obra sin duda para mi es "Gente de respeto", una película de mafias de lo mas peculiar. Dos años después rodó "El monstruo", un giallo con tintes de un humor muy negro y de algo de drama.

El humor dentro del giallo no es ni mucho menos algo fuera de lo común, pequeños chistes y muestras de comedia las hemos visto en infinidad de títulos. En "El monstruo" lo primero que vemos son diversas muestras de la mentalidad del protagonista, un tipo enfadado con el mundo, que no duda en hacer daño a quien lo molesta, así vemos como raya un coche que le impide sacar el suyo que esta bien aparcado, como contesta de mala manera a una señora al salir del cine (donde han estado viendo un giallo y en el cual podemos observar carteles de diversas películas, entre ellos el de "Spasmo") cuando esta le increpa sobre la forma de hablarle a su hijo, en un partido de fútbol saca toda su ira cuando el portero de su rival realiza una buena actuación y es objeto de una buena fama que, según el periodista, no se merece... tener un mal puesto en el periódico donde trabaja o una ex-mujer que le hace la vida imposible y no quiere que vea a su hijo parecen ser los motivos de tal actitud.

Nuestro protagonista ve una oportunidad unica de volver a primera plana cuando recibe una carta anónima avisando del próximo asesinato de un tal Gustavo, es increíble la buena intuición del periodista que con pocas pistas va adivinando las andanzas del monstruo (o sea, del asesino). Enseguida adivina que puede tratarse del abuelo Gustavo, un viejo malhumorado que participa en un programa infantil de la televisión, cuando Valerio llega no puede evitar el asesinato, sin ninguna prueba sera el primer sospechoso del asesinato. A partir de entonces se vera involucrado y estará cerca de las siguientes victimas, acrecentando las sospechas del Comisario. Al final comprobaremos quien es el autentico asesino, alguien por supuesto inesperado totalmente. "El monstruo" es un giallo que me ha resultado simpático y que aunque no este entre lo mejor del genero tampoco es una mala película, merece al menos un visionado.


jueves, 19 de enero de 2012

DETRÁS DE LAS CÁMARAS: MARIO BAVA

Escrito por SERENA INIESTA


Mario Bava nació el 31 de julio de 1914, en San Remo, Italia. Después de haber estudiado bellas artes, quiso seguir la carrera cinematógrafica de su padre y se convirtió en director de fotografía. En 1939 trabajó por primera vez en el cine en el corto de Roberto Rosselini, "La Vispa Teresa". De ahí y hasta que firmase su primera obra completa como director "La máscara del demonio" en 1960, colaboró sin ser acreditado en varias producciones, entre ellas la magnífica "I Vampiri" de Riccardo Freda, película que por cierto acabó de rodar Bava pero que finalmente no apareció ni en los créditos, una auténtica injusticia.

Con "La máscara del demonio" ya dejó presente que sería uno de los grandes cineastas del terror gótico italiano y que en años posteriores realizaría otras obras maestras del género tales como "La fustra e il corpo" (1963) o "Operazione Paura" (1966).

Pero sin duda Mario Bava será recordado además por ser el creador de una nueva corriente italiana, el cine giallo. Para entender qué es un giallo es imprescindible haber visto "Seis mujeres para el asesino" de 1964, considerado el primer giallo puro. Aunque en realidad la primera incursión en este subgénero del terror fué en 1962 con "La muchacha que sabía demasiado", considerada pre-giallo. Ambas son geniales. En "Seis mujeres para el asesino" deja clara la esencia que debe tener un buen giallo y sus correspondientes elementos; aluvión de colores cálidos, maniquíes, bellas mujeres amenazadas, asesino con la cara cubierta y guantes negros, etc.

En 1969, Bava realizó "Un hacha para la luna de miel" y en 1970 "Cinco muñecas para la luna de agosto". Hay opiniones varias acerca de estos dos giallos, pero casi todas coinciden en que no son de lo mejor del maestro, pero que son igualmente buenos. Y respecto a su último giallo, "Bahía de sangre" (1971) dicen más o menos lo mismo, solo que a mí esta me gustó especialmente, me gustó mucho. Además de que le tengo cariño porque fué de las primeras películas que vi (y comenté) de él.


Como ven, el genio italiano no tiene demasiados giallos pero sí los suficientes como para dejar huella en la historia del cine y convertirse en leyenda. Mario Bava moría un 27 de abril de 1980, en Roma, un año después de haber co-dirigido con su hijo Lamberto su último trabajo, "La venere d´ille", dejándole así a este un legado difícil de superar, pues Lamberto Bava estaría condenado a sufrir en cierta forma las numerosas (y a veces injustas) comparaciones con su padre para el resto de su vida.

DETRÁS DE LAS CÁMARAS: LAMBERTO BAVA

Escrito por SERENA INIESTA


Lamberto Bava nació el 3 de abril de 1944, en Roma. Hijo del gran Mario Bava, retoma la carrera de su padre cuando este la acabó. Después de haber co-dirigido "La venere d´ille" con él, una producción televisiva, en el mismo año de su muerte, 1980, realiza su genial ópera prima "Macabro". Dicen las malas lenguas y no sé si será verdad, que esta peli se la hizo su papá o al menos le ayudó bastante, yo no lo sé, pero el caso es que es una gran película. Ya de primeras al pobre Lamberto le empezaban a comparar con su padre y nadie daba un duro por él, condenándolo así de por vida al fracaso. Pero que quieren que les diga, a mí Lamberto Bava me parece un director muy interesante y que tiene trabajos muy buenos. Además de "Macabro" (1980), entre 1985 y 1986 dirigió con la ayuda en producción de Dario Argento, en mi humilde opinión, una de las mejores sagas del cine de terror, "Demons", me gusta muchísimo.

Lamberto Bava era distinto a su padre, no tenía nada que ver con él, y por consiguiente pienso, desde el humilde punto de vista de una admiradora suya, que ha sido y es un error compararlo con Mario Bava, no me parece justo.

Lamberto tiene películas realmente entretenidas, mejores o peores, pero no creo que sea mal director, más bién al contrario. Y buena muestra de ello, después de las que ya he nombrado, son sin duda su tres trabajos en el cine giallo, "Cuchillos en la oscuridad" (1983), "Crímenes en portada" ( 1987) y "Puzzle mortal" (1992). Giallos tardios o giallos modernos, se les suele llamar a los que pasan de la década de los setenta, y estos tres los son. Evidentemente no se pueden comparar con aquellos magestuosos "La muchacha que sabia demasiado" o "Seis mujeres para el asesino" de papá Bava, pero porque, primero, la época es totalmente distinta (sobretodo en las dos primeras es inevitable el look ochentero), segundo, porque las películas son totalmente distintas, y tercero y último porque Lamberto es Lamberto y Mario es Mario. Resulta triste que se haya pretendido comparar a dos directores de cine solo porque son padre e hijo, cada cual es cada cual.


Y defendiendo a capa y espada el cine de Lamberto, solo diré que estos sus tres giallos son bastante estimables y son dignos de tener en cuenta. Esta claro que cada persona tiene su opinión y... si quieren seguir sabiendo la mía, ojeen las reseñas de estos tres giallos, aquí, sin salir de este pequeño rincón de mi amigo Roberto llamado Gialloteca...

sábado, 14 de enero de 2012

UNA LIBÉLULA PARA CADA MUERTO

Reseña realizada por SERENA INIESTA


TITULO ORIGINAL: Una libélula para cada muerto
TITULO EN ESPAÑA: Una libélula para cada muerto
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1974
DIRECTOR: Leon Klimovsky
REPARTO: Paul Naschy (Inspector Paolo Scaporella)
Erika Blanc (Silvana)
Ángel Aranda
María Kosty (Ingrid)
Ricardo Merino
Susana Mayo (Claudia Volpini)
Eduardo Calvo (Profesor Sandro Campitelli)
Ramón Centenero
Mariano Vidal Molina (Comisario)
José Canalejas
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: I.V.S. y Clemente Senior Vídeo
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: Tripictures

SINOPSIS: El llamado asesino de las libélulas tiene aterrada a la población de Milán, cometiendo atroces asesinatos y dejando su marca en ellos, una libélula falsa, de ahí su nombre. Sus víctimas parecen ser personas relacionas con el delito y la corrupción. El comisario Paolo Scaporlla será el encargado de la investigación.

COMENTARIO: Durante la época de esplendor del cine giallo, especialmente en la primera mitad de la década de los setenta, España participó en varias co-producciones con Italia en este tipo de cine. Pero "Una libélula para cada muerto" se trata de una producción íntegramente española. León Klimovsky realizó esta película en 1974 con la intención de copiar/homenajear al cine de crimen que por entonces tenía tanto éxito en el país de los spaguetti. Si acaso el término giallo español existe,-que aún hoy por hoy lo pongo en duda desde mi ignorancia-, este título es sin duda alguna uno de ellos.

Es más, si no fuera por el peinado de Paul Naschy típico spanish (raya al lado casi en la oreja con cortinilla de pelo), podría pasar perfectamente por uno de los giallos italianos más puros, ya que elementos de Bava y Argento no le faltan, yo diría que menos el JB y los maniquíes aparecen practicamente todos. Además Klimovsky sitúa la acción en Italia, aunque fuera rodada en España.

Eso sí, para mi gusto resulta algo floja y no me ha parecido lo suficientemente interesante como para engancharme de principio a fín, como me suele pasar con otros giallos. La trama no está mal y se deja ver bastante bien, en realidad no es aburrida, pero pienso que le falta algo para que atraiga más la atención. Por ejemplo, pese a que hay numerosos asesinatos, las secuencias son demasiado rápidas y directas, carentes de tensión y primeros planos, y eso se echa mucho de menos, la verdad. Creo que se le podría haber sacado mas partido al modus operandi del asesino, que ciertamente resulta curioso y variado. No digo que eche en falta más sangre, pues a veces no es necesario, pero sí esa lentitud y misterio que deben darle a dichas secuencias ese aire de inquietud tan necesario.

Dentro de un reparto bastante resultón, lo mejor de la película es sin duda Paul Naschy, que como de costumbre está muy bien. Y quien me conozca un poco sabe que acostumbro a mencionar las bandas sonoras de las películas que comento, pero en este caso debo decir que no me ha gustado demasiado, para ser sincera. En definitiva, "Una libélula para cada muerto", que eso sí, resulta un título muy bonito y bien acorde con la historia, quizás me haya decepcionado un poco dado de la mano de quién viene, pues León Klimovsky me parece un director interesante y creo que tiene trabajos francamente buenos. Esta sin embargo, no me lo ha parecido tanto, pero aún así no me ha desagradado, creo que es correcta y bastante aceptable. Digamos que si tuviera que ponerle nota seguramente le pondría un 6 sobre 10... tampoco esta mal, ¿verdad?

miércoles, 11 de enero de 2012

LA POLIZIA BRANCOLA NEL BUIO

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: La polizia brancola nel buio
TITULO EN ESPAÑA: -----
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1975
DIRECTOR: Helia Colombo
REPARTO: Joseph Arkim (Giorgio D'Amato)
Francisco Cortéz
Richard Fielding
Danny P. Gerzog
Gabriella Giorgelli (Lucia)
Robert Trewords
Elena Veronese (Sara)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: -----
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: En un pueblo cercano a Roma están asesinando a guapas jovencitas. Tras la desaparición de Erica, una modelo, su novio acude en su búsqueda. Sus pesquisas le llevarán a un caserón repleto de extravagantes personajes.

COMENTARIO: El exito del giallo en Italia hizo que diversos países copiaran algunas veces el peculiar estilo del género, en otras ocasiones se rodaron películas en régimen de co-producción, sin duda, los mas agraciados por esto fuimos los españoles, un buen numero de títulos españoles tienen cierto aroma amarillento, aunque casi siempre con mas calidad los títulos donde metía la mano algún director o productor italiano. Turquía, como país mediterraneo, no se quedo atrás, y aunque recuerdo muchos mas euro-spy rodados en Turquía que giallos, también tenemos thrillers a la italiana hechos en Turquía. En este caso estamos ante una co-producción entre ambos países.

Única película en la filmografia de Helia Colombo, algo que no me extraña. La película comienza muy bien, con unos títulos de crédito de lo mas inquietante donde vemos unas tijeras ensangrentadas, seguidamente vemos a un tipo en un huerto haciendo ruidos extraños y una frase donde se puede leer algo así como "Los humanos se diferencias de los animales por una cosa: la inteligencia", y sin que pasen apenas minutos tenemos a la primera víctima del asesino, al que no le vemos la cara. Nos enteramos de que no es la primera víctima y vemos como en la prensa salen titulares del tipo "La policía da palos de ciego" o "La policía no ve en la oscuridad", que serian probables títulos en español del film si es que hubiera sido doblado a nuestro idioma.

Pero ese buen comienzo no continua en el resto del metraje, la policía a la que hace alusión el titulo no aparece apenas en la trama y sera el amigo de una de las victimas quien se hará cargo de la investigación para ver quien es el asesino. Tras una escena eterna donde los protagonistas cenan todo se volverá muy caótico, incluyendo a un tipo que ha inventado una cámara cuyas fotos desvelan los pensamientos del retratado. Un buen numero de personajes extraños, el criado, la criada ninfomana, la esposa insatisfecha, la sobrina amargada, el chico con problemas mentales... y múltiples desnudos es lo que nos encontraremos hasta el final, un final que mas vale que vean ustedes.

lunes, 9 de enero de 2012

LA ARAÑA / LA SOMBRA DEL ASESINO

Reseña realizada por SERENA INIESTA


TITULO ORIGINAL: L´assassino é costretto ad uccidere ancora
TITULOS EN ESPAÑA: La araña / La sombra del asesino
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1975
DIRECTOR: Luigi Cozzi
REPARTO: George Hilton (Giorgio Mainardi)
Antoine Saint-John (El asesino)
Femi Benussi (Dizzy Blonde)
Cristina Galbó (Laura)
Eduardo Fajardo (Inspector)
Tere Velázquez (Norma Mainardi)
Alessio Orano (Luca)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Con el título de "La araña" por Talcris S.L. y con el título de "La sombra del asesino" por Grupo Aguila S.A.
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Giorgio es un marido codicioso que por ansiar la fortuna de su mujer, planea matarla haciendo un trato con un asesino. Una vez muerta, su asesino corre la mala suerte de que una pareja joven le roba el coche donde había escondido su cadáver para deshacerse de él. Comenzará entonces una persecución con consecuencias fatales.

COMENTARIO: Si mis fuentes no me fallan, esta película que nos ocupa es el único giallo de su director, Luigi Cozzi, cuya filmografía ocuparía las décadas de los setenta y ochenta y constaría de la temática de ciencia ficción y terror practicamente en su mayoría. Sin dejar de tener elementos del subgénero, "La araña" es un giallo algo atípico, y posiblemente, además, de los más desconocidos, pero es bastante curioso y merece la pena su visionado.

Es atípico en primer lugar porque no tiene trampas, ni giros, ni misterios, y en segundo lugar y lo que lo diferencia principalmente de la mayoría de giallos es que aquí se nos muestra el rostro del asesino y del otro culpable ya desde el principio, de hecho, el asesino ocupa la primera secuencia del filme, que por cierto es fantástica. Además de que curiosamente el mismo inspector de policía, interpretado por el genial Eduardo Fajardo, ya sospecha de primeras del principal culpable y poco trabajo de investigación tiene que realizar. Su papel es más bien secundario pero el magnetismo de este actor con la cámara es portentoso.

Dicho esto y aunque parezca una trama muy sencilla, sin ninguna incógnita, se puede respirar un ambiente tenso y malsano durante todo el metraje, y una de las cosas que más favorece a esa tensión es la magnífica banda sonora, que acompasa el ritmo de cada una de las secuencias a la perfección, me ha gustado muchísimo. También me ha parecido una historia con muy mala leche, con situaciones un tanto inverosímiles, que por momentos hasta me han hecho reir, pero una de las partes especialmente se me ha hecho un poco dura de visionar, por la crudeza de las imágenes, y no voy a desvelar nada a cerca de ella, por supuesto. Solo diré que bajo la piel de una joven tremendamente desafortunada, - que lo único que pretende es pasar una velada romántica con su novio y cuyo único delito es robar un coche para ello -, se encuentra una bellísima Cristina Galbó, que está muy correcta en su papel (hay que ver que rostro tan angelical e inocente tenía esta actriz).

Junto a Cristina Galbó y Eduardo Fajardo, componen y encabezan el maravilloso reparto los buenísimos actores George Hilton y Antoine Saint-John, este último sobretodo está espléndido con ese rostro y expresividad agresiva en su papel de asesino, fantástico sin duda alguna. Y por último quiero resaltar la originalidad de la fotografía y el gran trabajo de dirección, lleno de primeros planos y acercamiento de la cámara de forma descarada y provocativa en alguna ocasión, por ejemplo en las secuencias de sexo, que no tienen desperdicio, la verdad.

En definitiva, estamos ante un gran thriller de suspense o dado en el lugar en el que estamos, llamémosle giallo... sí, un gran giallo de un director desconocido hasta la fecha por una servidora, pero que a partir de ahora cuando lea su nombre, Luigi Cozzi, en otros créditos, lo tendré en cuenta, pues me ha gustado bastante este su segundo film y única incursión en el subgénero italiano.


miércoles, 4 de enero de 2012

FANZINE EXHUMED MOVIES!!!

YA A LA VENTA EL NUMERO 0 DEL FANZINE QUE ESTABAS ESPERANDO.
96 PAGINAS A TODO COLOR.
EDICIÓN LIMITADA DE 150 COPIAS.
CINE DE CULTO Y OSCURO.


Mas información aquí: EXHUMED MOVIES
Para adquirir el fanzine aquí: MISKATONIK WEB