GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

viernes, 27 de julio de 2012

LA MUERTE TIENE OJOS

Reseña realizada por SERENA INIESTA


TITULO ORIGINAL: La sorella di Ursula
TITULO EN ESPAÑA: La muerte tiene ojos
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1978
DIRECTOR: Enzo Milioni
REPARTO: Barbara Magnolfi (Ursula Beyne)
Stefania D'Amario (Dagmar Beyne)
Anna Zinnemann (Vanessa)
Antiniska Nemour (Jenny)
Yvonne Harlow (Stella Shining)
Vanni Materassi (Roberto Delleri)
Giancarlo Zanetti (Psicologo)
Marc Porel (Filippo Andrei / Gianni Nardi)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Bahia Film S.A. (con dos portadas diferentes)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Las hermanas Bayne, Ursula y Dagmar llegan a un hotel de una pequeña localidad costera. Ursula tiene una personalidad extraña e introvertida, tal vez debida a la muerte de su padre, mostrando antipatía hacia toda persona, incluida su hermana en determinados momento; así mismo, Ursula parece tener premoniciones ó algún tipo de facultad paranormal. Dagmar hace amistad con el director del hotel que intenta seducirla, también entran en escena la esposa de este, de tendencias lésbicas, una cantante de cabaret amante del director y un muchacho drogadicto. Mientras en el hotel y alrededores una serie de asesinatos empiezan a producirse. 

COMENTARIO: Con "La muerte tiene ojos" nos encontramos, una vez más, ante uno de los títulos españoles más ridículos que se le pudieron dar a uno de tantos giallos producidos en Italia. Su título original, La Sorella di Ursulla, no es especialmente interesante ni demasiado coherente con la historia, pero sí más bien sugerente y apetecible, teniendo en cuenta de que nos encontramos ante un giallo erótico, y "La hermana de Ursulla" nos lo indica en cierto sentido. 

Esta que nos ocupa se trata del único giallo y una de las tan solo cuatro películas de su director, Enzo Milioni, filmografía que no he tenido la suerte o desgracia de visionar. Claro que, después de ver "La muerte tiene ojos", poco me apetece descubrirla, la verdad. 

Esta cinta de finales de los setenta resulta algo extraña, aún siendo fiel a los elementos típicos del giallo. Sigue los cánones más clásicos del asesino con guantes negros, las víctimas femeninas, y el sexo. Aquí especialmente el sexo se hace notar. El erotismo femenino y la violencia misógina digamos que suele ser una pieza clave para entender "la magia" de este tipo de cine, que por cierto es la razón por la que muchos hombres me han preguntado más de una vez porqué narices puede gustarle este a una señorita como yo... Pues bien, esto es como todo en el cine. Una vez que se sabe apreciar el arte independientemente de lo que muestre o cuente una historia, es bien sencillo diferenciar lo que nos parece bueno, malo o regular. Tan simple como eso. Me gusta el cine giallo, sí. Y el erotismo en él, sí. Y lo sórdido además, me encanta. Como me decía un buen amigo esta tarde, la sordidez no tiene porqué ser algo negativo necesariamente. Si se trata con estilo, y sobretodo en el cine giallo, es absolutamente disfrutable. Ahora, y volviendo a la cinta que nos ocupa, la sordidez de La muerte tiene ojos es más bien ridícula y resulta irrisoria, la mires por donde la mires.

Es inevitable comparar el modus operandi del asesino con la excelente "¿Qué habeis hecho con Solange?" o parte de "El destripador de Nueva York", ya que resulta de lo más bruto, pero en realidad tampoco merece la pena compararla con estas dos joyas porque sinceramente en este caso la historia es muchísimo más floja que aquellas. En el desarrollo del argumento, más bien denso y aburrido, se nos ofrece pistas a cerca de la resolución final, y a pesar de que esta no es mala, hay ciertos elementos durante el mismo que no provocan otra cosa sino risa. No quiero "spoilear", mis lectores no se lo merecen, pero tengo que decirlo: la constante sombra con forma fálica del misterioso arma del asesino hace que te eches las manos a la cabeza y te preguntes, ¿será verdad que este asesina con su miembro viril?. Como os lo cuento. Ni más, ni menos. Quizás el acertado final apañe en cierta medida lo ocurrido, pero, como se suele decir, "El fin no justifica los medios". 

La parte erótica, como digo, es bastante abundante en su conjunto. No solo se pueden ver pechos, como en la mayoría de giallos, sino que aquí tenemos sexo más o menos explícito, tanto hetero como homosexual, con masturbaciones femeninas, alguna felación y cunnilingus sobretodo. Hay una secuencia de masturbación con una cadenita de oro que me ha hecho especial gracia. Sin duda, al público masculino os gustará, os lo puedo asegurar. Por cierto, la versión que he podido visionar es el montaje que realizó nuestro amigo de Miskatonik Vídeos, sacado directamente del dvd uncut inglés, "The sister of Ursulla", con todas sus secuencias enteritas. Un disfrute para los sentidos, eso sí. Y es que como era habitual en estos casos, las ediciones españolas, muy difíciles de ver por cierto, parece ser que estaban machacadas por la censura. 

Hay una cosa (entre otras) que no me ha gustado nada de esta cinta (a estas alturas de la reseña seguramente el gran Sito querrá odiarme, ya que a él le gusta mucho) y es su banda sonora. Curiosamente, en cada secuencia de sexo suena la misma pieza musical, y es realmente horrorosa. Y el morbo que pueda transmitir la situación, que lo hay en gran medida, se transforma en insoportable. Y digo yo, ¿por qué no dejarían el sonido ambiental, con sus dulces gemidos?, al menos hubiera resultado mucho más excitante. Además es que durante el resto del metraje, la música, compuesta por un/una tal Mimi Uva (menudo nombrecito) suena excesiva y descoordinada. 

Por otro lado, me han decepcionado bastante los actores. La mayoría me han resultado insustanciales, sobretodo una de las principales, Barbara Magnolfi, la Olga de Suspiria, sí... Con esa cara de "odio a todo el mundo" no llega a convencer, al menos a mí me ha parecido odiosa (igual por ello a otros les gusta, ¿no?). Aunque sobretodo, mi decepción mayor ha sido con Marc Porel, un actor que me encandiló en la obra maestra de Fulci Angustia de silencio. Aquí el pobre está como perdido, fuera de lugar, además de que no le favorece nada el peinado a lo Tino de Parchís (conjunto musical infantil que recordareis los que tengáis mas de 30 años), que no le deja mostrar sus bonitos ojos. Hay varias secuencias, en especial una, que tiene el flequillo cubriéndoselos totalmente. Así pues, ¿cómo no te vas a reír?

Y, casi finalizando, ¿hay algo bueno en "La muerte tiene ojos"? Por supuesto, unas localizaciones de vértigo. Rodada en un pequeño pueblo costero, cuenta con un paisaje encantador y tremendamente romántico. Ideal para pasar unas vacaciones veraniegas con tu pareja. Tengo que averiguar de que lugar se trata. En definitiva, un giallo menor, con su morbosa y aceptable trama, pero que puede quedar en el olvido perfectamente sin necesidad de revisarlo. Para verlo una vez como curiosidad por lo raro que es, pero ya está. Hay muchísimos otros giallos por descubrir antes que este, háganme caso. O no...


No hay comentarios:

Publicar un comentario