GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

viernes, 15 de junio de 2012

LA SEMANA DEL ASESINO

Reseña realizada por SERENA INIESTA



TITULO ORIGINAL: La semana del asesino
TITULO EN ESPAÑA: La semana del asesino
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1973
DIRECTOR: Eloy de la Iglesia
REPARTO: Vicente Parra (Marcos)
Emma Cohen (Paula)
Eusebio Poncela (Néstor)
Charly Bravo (Esteban)
Fernando Sánchez Polack (Señor Ambrosio)
Lola Herrera (Carmen)
Goyo Lebrero (Taxista)
Vicky Lagos (Rosa)
Ismael Merlo (Jefe de personal)
Rafael Hernández (Agustín)
José Franco (Tendero)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Vídeo España S.A.
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Un joven que trabaja como carnicero mata accidentalmente a un taxista. Su novia quiere avisar a la policía, y entonces él se ve obligado a matarla también, así como a todos aquellos que suponen para él una amenaza

COMENTARIO: El director vasco Eloy de la Iglesia es quizás uno de los directores más controvertido y amado a partes iguales que ha tenido nuestro país. Debido al enfoque provocador y a la fuerte denuncia social de sus obras, fué masacrado duramente por la crítica, especialmente en la época franquista, y la mayoría de sus películas fueron víctimas de la censura. Sin embargo, y junto a otros directores de su generación y condición, a día de hoy es considerado una de las  figuras imprescindibles de la historia del cine español.

Si bien en la década de los ochenta nos mostró a una sociedad marcada por la marginación , la delincuencia juvenil y las drogas ( "Navajeros", 1980; "Colegas", 1982; "El Pico" 1 y 2 , 1983-84; "La estanquera de Vallecas", 1987), sería a principios de los setenta cuando nos dejó varias cintas relacionadas de alguna forma con el cine giallo que paralelamente alcanzaba su máximo esplendor en Italia."Techo de cristal" (1971), "Nadie oyó gritar" (1973) y esta que nos ocupa, "La semana del asesino" (1972) respiran el aire de ese asesino psicópata tan característico y contienen ciertos elementos giallescos que hacen  puedan incluirse en nuestra lista de pseudo-giallos o giallos españoles. 

No voy a entrar en discrepancias sobre el tema y quién bien me conoce sabe lo que opino, pero si acaso el término Giallo español existe, aunque sea por invención nuestra, "La semana del asesino" es con toda seguridad uno de ellos. Eso sí, a diferencia por ejemplo de "Una libélula para cada muerto" (León Klimovsky, 1974), este es un título mucho más cañí y nuestro castizo asesino está envuelto de la atmósfera más realista de los extrarradios madrileños de la década de los setenta. 

Marcos es un hombre solitario pero aparentemente normal que se convierte en asesino por casualidad, sin darse a penas cuenta. Un día, acompañado por su novia, mata accidentalmente a un taxista en defensa propia. En lugar de ir a la policía tal y como le sugiere su novia, mata también a esta y a los posibles testigos que van apareciendo en su casa. Irá acumulando cadáveres en su cuarto y descuartizándolos poco a poco para llevar sus restos al matadero donde trabaja. 

Bajo la piel de este peculiar pero entrañable psicópata, el cual solo se preocupa de perfumar su casa con litros de colonia para esconder el olor a muerto, se encuentra el gran Vicente Parra, cuya interpretación es absolutamente brillante. Junto a él y dando vida a su enigmático vecino Néstor, tenemos al genial Eusebio Poncela, cuyo personaje de homosexual reprimido parece estar escrito para él. Completan el impecable reparto la bellísima Emma Cohen, Vicky Lagos, Lola herrera y Charly Bravo.

"La semana del asesino" está caracterizada por un ambiente sórdido de principio a fín. El fiel retrato de la época y la atmósfera sucia y deprimente que rodea a los personajes está tan conseguida que produce una sensación muy cercana de lo vivido en la historia. El sudor, el olor a putrefacción, el sonido de la mosca que merodea a los cadáveres, la suciedad de la casa, los perros hambrientos buscando carroña, las comidas en la vieja tasca... Puedes sentir hasta el sabor de una ensaimada con café con leche o el de una horchata fresquita a altas horas de la madrugada... Es ese tipo de películas que produce todo tipo de sensaciones por la tremenda realidad que transmite. 

Además del fantástico trabajo de dirección de de la Iglesia - marcado por primerísimos planos e inusuales enfoques - , es sorprendente como están resueltas las secuencias de asesinatos, con un maquillaje sangriento de lo más efectivo para la temprana época en la que fué realizada. Cabe mencionar que junto a alguna secuencia de desnudo y sexo, este tipo de imágenes fué censurado fuertemente. De hecho, y dicho sea de paso, estamos ante una de las cintas con más tijeretazos que pudo ver la España franquista. 

Afortunadamente para los amantes del cine y gracias al minucioso trabajo de los "rescatadores" de esos minutos desaparecidos, reflejados en la versión uncut inglesa, muchísimos años después podemos disfrutar casi en su plenitud de esta joya. Y digo casi en su plenitud porque no puedo afirmar con certeza la cantidad de cortes que tuvo ni los que se recuperaron en esta otra versión, pero sin duda, fueron muchos. Por otro lado, es una auténtica lástima que tengamos que irnos a otro país para rescatar cintas producidas en el tuyo propio, como es el caso de tantos directores patrios que tuvieron que rodar en inglés porque fuera tenían mejor trato y distribución.

En definitiva, e independientemente de que se conozca o no la filmografía de Eloy de la Iglesia, una servidora recomienda este, uno de los mejores psycho-thrillers jamás realizados en nuestro país. Y en realidad y puestos a comparar con el giallo, tampoco tiene que envidiar demasiado a este, la verdad, pues "La semana del asesino" es una obra redonda, tremendamente entretenida, con una preciosa banda sonora además, que hará las delicias del degustador más exquisito. Excepcional. 


1 comentario:

  1. Nunca me lo he planteado como un giallo, la verdad, pero coincido contigo en esa atmósfera malsana. Una película a revindicar. Buena reseña, Serena.

    ResponderEliminar