GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

martes, 6 de marzo de 2012

EL OJO EN LA OSCURIDAD

Reseña realizada por SERENA INIESTA


TITULO ORIGINAL: Gatti rossi in un labirinto di vetro
TITULO EN ESPAÑA: El ojo en la oscuridad
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1975
DIRECTOR: Umberto Lenzi
REPARTO: Martine Brochard (Paulette Stone)
John Richardson (Mark Burton)
Ines Pellegrini (Naiba Campbell)
Andrés Mejuto (Inspector Tudela)
Mirta Miller (Lisa Sanders)
Daniele Vargas (Robby Alvarado)
George Rigaud (Rev. Bronson)
Silvia Solar (Gail Alvarado)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: IVS (Internacional Vídeo Sistema), Arturo Marcos Tejedor y Llorca Films S.A.
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Un grupo de turistas norteamericanos van de visita a Barcelona y alrededores. Una muchacha es asesinada en plena calle y a partir de ahí van apareciendo varias víctimas y  siempre se trata de una mujer a la que el asesino extrae el ojo izquierdo. El encargado de la investigación, un hombre a punto de jubilarse, sospecha que el asesino se encuentra entre ese grupo y nos le deja salir de la ciudad hasta que se esclarezca el caso.

COMENTARIO: Durante más de treinta años dedicado al cine y con más de sesenta títulos a sus espaldas, Umberto Lenzi puede ser considerado uno de los directores más prolíficos de Italia. Puede gustar más o menos, pero ahí dejo presente su larga y diversa trayectoria. Por cierto, vivo sigue, a sus 80 años de edad. Antes de dedicarse al terror con exploitation (básicamente en la década de los ochenta), a finales de los sesenta y durante toda la década de los setenta nos dejó trabajos francamente interesantes, entre poliziescos y giallos, tales como " Milán odia: la policía no puede disparar", "Roma a mano armada", "Nápoles violenta", "Siete orquídeas manchadas de rojo", "Spasmo" , "Detrás del silencio", y un largo etcétera. 

En 1975 firma uno de los giallos con el título más curioso que una servidora haya visto hasta la fecha, "Gatti rossi en un labirinti di vetro". Y por lo general, algo que resulta injusto e incoherente es que se cambien los títulos originales. Se le puede dar más o menos importancia a esto, pero vamos, que un título tan bonito y sugerente como es "Gatos rojos en un laberinto de cristal" llegue finalmente como "El ojo en la oscuridad", pues la verdad, no me gusta demasiado. Pero bueno, al fin y al cabo esta película es una co-producción entre Italia y España, y vamos a perdonarlo, seré clemente, y me referiré a ella como se llamó aquí.

En realidad, "EL ojo en la oscuridad" es tope española; está rodada en Barcelona y Sitges y el retrato de la época hace acto de presencia durante todo el metraje. Además del amplio recorrido turístico que nos muestra Lenzi por las zonas más emblemáticas de estas ciudades, se ven reflejadas algunas españoladas muy españolas tales como una actuación de flamenco, el vino, o las tascas chungas en medio del campo con jamones (vivos) ibéricos. Su ambientación, pues, resulta bastante natural y cercana, muy cercana. 
Además, la historia se desarrolla  en verano, época en la que una ciudad como Barcelona ha estado siempre plagada de visitantes, y en este caso se trata de un grupo de norteamericanos. Desde que aparece la primera víctima, a plena luz del dia, se nos van presentando algunas más a continuación. Todas mujeres y a todas se les extrae el ojo izquierdo. La investigación corre a cargo de un policía a punto de jubilarse (no es la primera vez que veo esto! ) y parece ser que el sádico asesino se encuentra entre el grupo de turistas (o no?) 

Como buen giallo que se precie, cuenta con elementos básicos del mismo; asesino misterioso hasta el final, con sus correspondientes guantes, colores vivos con la presencia continua del rojo, mujeres semidesnudas, etc. Y además es muy tramposa y está llena de pistas falsas, girando al final con una resolución sorprendente. Yo normalmente disfruto muchísimo con este tipo de películas, pues la sensación de duda continua a cerca de la identidad del asesino me tiene en vilo durante los aproximados 90 minutos que suelen durar. Y, una vez más, no he conseguido adivinar de quién se trataba (casi nunca lo adivino, confieso)

Por consiguiente, pienso que es un buen giallo, pero quizás no de los más destacados de la época de los setenta ni de los mejores de Lenzi. Su dirección es bastante buena, como de costumbre, pero buena parte del argumento paralelo a la trama de los asesinatos resulta un tanto aburrido, pues la vida de los personajes carece de interés y son un pelín sosos, no me han atraído demasiado, vamos. Eso sí, los actores están correctos y no defraudan. Quizás le falte algo de ritmo y fuerza en su desarrollo, pero es solo mi opinión. 

Como buen ejemplo de lo que digo tenemos el final, que es brutal y absolutamente terrorífico, que pese a que es un pelín tonto, está cargado de una buena dosis de mala leche y vale por toda la película, me ha gustado mucho. Y qué pena que esa parte gore no se vea reflejada tan claramente en el resto de película, pues me hubiese gustado que Lenzi se hubiese detenido un poco más en la extracción de esos ojitos lindos, porque vamos, cualidades no le faltaban y bien lo demostraría en sus sucesivos filmes ochenteros. Sí, soy una señorita amante de la sangre... ¿qué pasa?


2 comentarios:

  1. Ese final a lo Chimo Bayo... "¿Qué pasa?"

    ResponderEliminar
  2. No Viruete, no... Es más a lo Angel "Dancing in Paris (qué pasa)"

    Un besazo ;)

    ResponderEliminar