GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

sábado, 14 de enero de 2012

UNA LIBÉLULA PARA CADA MUERTO

Reseña realizada por SERENA INIESTA


TITULO ORIGINAL: Una libélula para cada muerto
TITULO EN ESPAÑA: Una libélula para cada muerto
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1974
DIRECTOR: Leon Klimovsky
REPARTO: Paul Naschy (Inspector Paolo Scaporella)
Erika Blanc (Silvana)
Ángel Aranda
María Kosty (Ingrid)
Ricardo Merino
Susana Mayo (Claudia Volpini)
Eduardo Calvo (Profesor Sandro Campitelli)
Ramón Centenero
Mariano Vidal Molina (Comisario)
José Canalejas
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: I.V.S. y Clemente Senior Vídeo
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: Tripictures

SINOPSIS: El llamado asesino de las libélulas tiene aterrada a la población de Milán, cometiendo atroces asesinatos y dejando su marca en ellos, una libélula falsa, de ahí su nombre. Sus víctimas parecen ser personas relacionas con el delito y la corrupción. El comisario Paolo Scaporlla será el encargado de la investigación.

COMENTARIO: Durante la época de esplendor del cine giallo, especialmente en la primera mitad de la década de los setenta, España participó en varias co-producciones con Italia en este tipo de cine. Pero "Una libélula para cada muerto" se trata de una producción íntegramente española. León Klimovsky realizó esta película en 1974 con la intención de copiar/homenajear al cine de crimen que por entonces tenía tanto éxito en el país de los spaguetti. Si acaso el término giallo español existe,-que aún hoy por hoy lo pongo en duda desde mi ignorancia-, este título es sin duda alguna uno de ellos.

Es más, si no fuera por el peinado de Paul Naschy típico spanish (raya al lado casi en la oreja con cortinilla de pelo), podría pasar perfectamente por uno de los giallos italianos más puros, ya que elementos de Bava y Argento no le faltan, yo diría que menos el JB y los maniquíes aparecen practicamente todos. Además Klimovsky sitúa la acción en Italia, aunque fuera rodada en España.

Eso sí, para mi gusto resulta algo floja y no me ha parecido lo suficientemente interesante como para engancharme de principio a fín, como me suele pasar con otros giallos. La trama no está mal y se deja ver bastante bien, en realidad no es aburrida, pero pienso que le falta algo para que atraiga más la atención. Por ejemplo, pese a que hay numerosos asesinatos, las secuencias son demasiado rápidas y directas, carentes de tensión y primeros planos, y eso se echa mucho de menos, la verdad. Creo que se le podría haber sacado mas partido al modus operandi del asesino, que ciertamente resulta curioso y variado. No digo que eche en falta más sangre, pues a veces no es necesario, pero sí esa lentitud y misterio que deben darle a dichas secuencias ese aire de inquietud tan necesario.

Dentro de un reparto bastante resultón, lo mejor de la película es sin duda Paul Naschy, que como de costumbre está muy bien. Y quien me conozca un poco sabe que acostumbro a mencionar las bandas sonoras de las películas que comento, pero en este caso debo decir que no me ha gustado demasiado, para ser sincera. En definitiva, "Una libélula para cada muerto", que eso sí, resulta un título muy bonito y bien acorde con la historia, quizás me haya decepcionado un poco dado de la mano de quién viene, pues León Klimovsky me parece un director interesante y creo que tiene trabajos francamente buenos. Esta sin embargo, no me lo ha parecido tanto, pero aún así no me ha desagradado, creo que es correcta y bastante aceptable. Digamos que si tuviera que ponerle nota seguramente le pondría un 6 sobre 10... tampoco esta mal, ¿verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada