GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

sábado, 24 de diciembre de 2011

LAS CARAS DE LA OSCURIDAD: CARROLL BAKER

Escrito por ALFONSO & MIGUEL ROMERO


Actriz estadounidense nacida el 28 de mayo de 1931 en Johnstown, Pensilvania, y cuyo verdadero nombre era Karolina Piekarski. Hija de un vendedor ambulante, ejercería distintos oficios antes de graduarse en el Actor's Studio. Su carrera en el cine comienza con un pequeño papel en “Easy to love” en 1953. La MGM se fija en ella como una nueva Marilyn y la ficha para el cast de “Gigante” (1956) de George Stevens, la cinta que James Dean no llegó a ver estrenarse. Ese mismo año es nominada al Oscar por su papel en la polémica “Baby Doll” bajo las órdenes de Elia Kazan según la obra homónima de Tennessee Williams.

Empieza a tener problemas con la Warner Bros por negarse a participar en una serie de películas adaptando al novelista pulp Erskine Caldwell, por lo que no contarán con ella en “Las tres caras de Eva” (1957) de la 20th Century Fox, “Los hermanos Karamazov” (1958) ni “La gata sobre el tejado de zinc” (1958). Vuelve a negarse a trabajar en “Demasiado pronto para vivir” (1958) negándole la Warner un papel en “El discípulo del diablo” (1959). Aún así la vimos en importantes títulos como “Horizontes de grandeza” (1958), de William Wyler, “La conquista del oeste” (1962), de varios de los más reputados directores de westerns, o “El gran combate” (1964), de John Ford.

Tras encarnar a Jean Harlow en el biopic “Harlow, la rubia platino” (1966) para Gordon Douglas, marcha a Italia donde protagonizará “L'harem”, nada menos que con Marco Ferreri. Al que seguirán títulos de género donde no faltan cintas eróticas como "Lecciones privadas" (1975), de Vittorio De Sisti, “La esposa virgen” (1975), de Marino Girolami, o “La mujer de mi padre"/"Laura” (1976); fantásticas, caso del “Magia negra” (1972) de Corrado Farina adaptando los cómics de “Valentina” de Guido Crepax; y, por supuesto, un buen número de giallos, entre los que destacan la conocida trilogía de Umberto Lenzi compuesta por “Orgasmo” (1968), “Así de dulce, así de maravillosa” (1969) y "Una droga llamada Helen" (1970). Sin olvidar otros títulos como “El dulce cuerpo de Déborah” (1968), de Romulo Guerrieri, su primera participación en el género, “La última señora Anderson” (1971), de Eugenio Martín, “Detrás del silencio” (1972), de nuevo para Lenzi, o “La flor de los pétalos de acero” (1973), de Gianfranco Piccioli, ya en la línea marcada por Argento.


En 1977 vuelve a los Estados Unidos y participa en la polémica cinta producida por Andy Warhol “Bad”, dirigida por Jed Johnson, con la famosa escena eliminada del asesinato de un bebé y junto a otros actores de culto como Susan Tyrrell o un recuperado Lawrence Tierney. La Baker seguiría muy en activo hasta el 2003, si bien ya en los 90 queda relegada a películas y series para la pequeña pantalla, con alguna que otra excepción como la exitosa “The game” (1997) de David Fincher.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada