GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

lunes, 28 de noviembre de 2011

OJOS SIN CARA

Reseña realizada por SERENA INIESTA


TITULO ORIGINAL: Occhi senza volto
TITULO EN ESPAÑA: Ojos sin cara
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1994
DIRECTOR: Bruno Mattei
REPARTO: Monica Seller (Giovanna Dei)
Gabriele Gori (Nico Mannelli)
Emy Valentino (Emy)
Achille Brugnini (Marzio Mannino)
Carlo Granchi
Antonio Zequila (Amedeo Callistrati)
Fausto Lombardi (Lorenzo Calligari)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: -----
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: "Doctor Oscuro" es el título de un cómic atacado duramente por la crítica por sus altas dosis de violencia, máxime cuando un asesino comienza a matar en la realidad utilizando los mismos métodos que el asesino plasmado en el papel; extrayéndole los ojos a sus víctimas.

COMENTARIO: Bruno Mattei, director romano característico por el cine de explotación, se atreve a dirigir entre zombies, erotismo, canibalismo y ciencia-ficción esta especie de giallo "Ojos sin cara" ya bien comenzada la década de los 90, época de decadencia del subgénero. No soy experta de este director tan dispar y ni siquiera he seguido su obra, más bien un par de trabajos que ví de él no me gustaron nada, pero como curiosidad leyendo a priori el argumento me decidí a ver esta película.

Lo primero, atacar negativamente a este título fallido, que una vez más, una se asombra de ver lo que en este país se hacía con producciones venidas del extranjero. Pues bien, "Ojos sin cara" poco tiene que ver con su título original, "Gli occhi dentro", ya que aquí no hay cara por ningún sitio. Después, puede confundir (pero por favor no nos confundamos) con "Ojos sin rostro" de 1960 y por último (y como pequeña broma), no, no tiene nada que ver con el fantástico tema de Billy Idol "Eyes without a face"...

Dicho esto, en realidad no es una mala película, al menos, eso creo yo, pero si que pienso que cojea un poco por todos lados. Pienso que parte de una base interesante pero que falla un poco en su desarrollo y digamos que esa idea inicial está desaprovechada; primero porque está un poco desequilibrada en cuanto al ritmo (el comienzo con un par de secuencias gore prometen mucho y luego se desinfla), luego porque los actores son francamente malos, en mi opinión, y tercero porque el final, muy tramposo, parece querer darle sentido a la historia con un vuelco tremendamente radical, y, aunque resulta curioso y divertido, no me termina de convencer (manos a la cabeza y piensas ¡anda ya! ) Eso sí, es entretenida y la parte final, desarrollada en un barco en alta mar, tiene su tensión.

Lo que sí destaco y me ha parecido de buen agrado es el homenaje al cómic de terror, tan conocido en Italia en la época, sobretodo a Diabolik, asesino enmascarado vestido de negro, nacido a finales de los años 60 de manos de dos mujeres, al igual que en esta historia que la escritora es una mujer. También como curiosidad quiero mencionar los guiños que tiene Mattei con George A. Romero, poniendo sendos pósters de las películas "Creepshow" y "El amanecer de los muertos" en una pequeña habitación; y es que otro dato que corrobora que tuviera admiración por el director americano es que uno de sus seudónimos frecuentemente utilizado era Vincent Dawn, en honor a esta segunda película que cito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.