GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

miércoles, 5 de octubre de 2011

LAS CARAS DE LA OSCURIDAD: NICOLETTA ELMI

Escrito por ALFONSO & MIGUEL ROMERO


Nacida el trece de febrero de 1964, en Roma, Italia, empezó en el cine siendo una niña. La joven Nicoletta ya era modelo y actriz en anuncios con sólo cuatro añitos, y sería de niña cuando mayormente desarrolló su carrera en el cine.

Su filmografía es corta, pero intervino en importantes títulos del terror italiano, y sobre todo del giallo. Entre estos últimos la veríamos en "Bahía de sangre" (1971), de Mario Bava; era la niña asesinada al comienzo de "¿Quién la ha visto morir?" (1972), de Aldo Lado; la chiquilla que ayuda a recordar a Florinda Bolkan en "Huellas de pisadas en la luna" (1975), de Luigi Bazzoni; aunque la mayoría la recordarán como la intrigante y cruel cría de "Rojo oscuro" (1975), la obra maestra en el giallo de Dario Argento.


Fuera del género, pero dentro del terror rodado en Italia cabe destacar "Carne para Frankenstein" (1973), de Paul Morrissey, "El medallón ensangrentado" (1975), de Massimo Dallamano (y uno de sus pocos papeles principales), o "Demons" (1985), de Lamberto Bava, siendo ya una mujercita y a punto de dejar la interpretación por la medicina. Dificil de olvidar algunos de sus papeles y aquellos inquietantes ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada