GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

lunes, 12 de septiembre de 2011

DOSSIER: EL GIALLO, DEFINICIÓN E INFLUENCIAS

Escrito por ALFONSO & MIGUEL ROMERO y ROBERT GARCIA

EL GIALLO, DEFINICIÓN E INFLUENCIAS

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane.


Todo thriller producido en Italia entre 1962 y 1982 y con algunas de esas influencias se considera giallo en Italia. De hecho la RAI cataloga como giallo a films como "Atrapa a un ladrón" o "Instinto básico". Así pues, el giallo no tiene por qué circunscribirse a una normativa regulada. Plantea por tanto un arriesgado universo visual y estético, mas próximo al surrealismo y al cine de vanguardia y huyendo de los géneros de cine tradicionales.

El primer giallo que adapta una novela es "Crimene a due" que se basa en la obra "La casa maledetta" de Elsa Pezzara. "A doppia faccia" de Riccardo Freda se basa en un relato de Edgar Wallace titulado "Face in the night", "Vicios prohibidos" de Sergio Martino adapta libremente el relato de Edgar Allan Poe "El gato negro", "El pájaro de las plumas de cristal" adapta "El secreto de los guantes negros" de Edgar Wallace, "La brigada del Inspector Bogart" dice estar basada en un cuento inexistente de Poe, "El asesino ha reservado nueve butacas" y "Cinco muñecas para la luna de agosto" tienen referencias de la famosa "Diez negritos" de Agatha Christie, "Una historia perversa" esta basada en la novela "De entre los muertos" (también adaptada por Hitchcock) y podríamos continuar con algunos títulos más, pero dejémoslo para las reseñas individuales de cada película.


El giallo, como género puramente cinematográfico, es, al igual que el spaghetti-western, un cine primordialmente visual. Sus tramas están llenas de trampas, de giros argumentales absurdos y descarados, de clichés que se repiten, de momentos metidos con calzador... Pero todo ello no importa. Como género primordialmente visual, lo que interesa no es a quién asesinan o quién asesina (eso dejémoselo a los sajones) sino el ritual del asesinato, verdaderas operas de muerte y sexo, maravillosamente orquestadas, iluminadas, fotografiadas... por muy imposibles que parezcan. La lógica que se quede al lado. Lo surrealista, como decíamos más arriba, está presente. La trama del giallo está repleta de intuiciones y toques geniales, los psicópatas usan para asesinar desde sus propias manos hasta armas de todos los estilos (con preferencia por las armas blancas), navajas, cuchillos, hachas, lanzas, garras de acero, cuerdas, ballestas, mazas y un largo etc es lo que veremos en estas películas.

Y estos asesinos son muchas veces fuertemente moralistas, y acaban con quien saca los pies del plato, como las adolescentes precoces de “¿Qué habéis hecho con Solange?”, “Corrupción de menores”, “Una mariposa con las alas ensangrentadas” o “Extraña muerte de una menor”. O esos ataques a la iglesia con asesinos con alzacuello (y algún otro vicio) de “¿Quién la ha visto morir?”, “Sombra sangrienta” o “Angustia de silencio”.


El desarrollo de las historias ocurre indistintamente en ciudades italianas muy conocidas como Roma, Venecia o Milan (o más cosmopolitas e internacionales como Londres) y en entornos rurales o pequeñas poblaciones. Hay también casos en los que la trama acontece en alta mar, en un convento y en otros lugares. Todo con una estética propia aunque en muchos momentos se explote el thriller americano.

La violencia y el sexo suelen estar presente en muchos de los títulos, algo que a lo largo de los años ha provocado que la censura se cebe con los giallos en diferentes países como España, Francia, UK o Alemania. Eros y Thanatos, siempre en perfecta comunión. Pocos géneros han sabido unirlos como hiciera el giallo. El éxtasis entre el placer y el dolor. Un género tachado de sadomasoquista en no pocas ocasiones... y a mucha honra. Un género donde la muerte (el asesinato más bien) es retorcida, y el sexo también.


Se ha hablado en muchas ocasiones de la misoginia del giallo. Pues son primordialmente las féminas las víctimas designadas. Las que sufren las torturas y crueles muertes que el asesino de turno les tiene reservadas. Los ejemplos abundan. Las acusaciones son ciertas. Pero también lo es que otros géneros durante los 60 y 70 (italianos o no) mostraron misoginia, aunque tal vez sin tanta crueldad. Ahora bien, no fueron sólo las mujeres con las que se cebó el giallo. Los burgueses fueron igualmente víctimas y verdugos propicios en el género. El dinero, el vil metal, fue el leit-motiv de muchos giallos, y las clases sociales altas matan (o son matados) por él.

CONTINUARA...

No hay comentarios:

Publicar un comentario