GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

viernes, 4 de marzo de 2011

SEIS MUJERES PARA EL ASESINO

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: Sei donne per l'assassino
TITULO EN ESPAÑA: Seis mujeres para el asesino / Seis mujeres para un asesino
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1964
DIRECTOR: Mario Bava
REPARTO: Cameron Mitchell (Max Marian)
Eva Bartok (Condesa Cristina Como)
Thomas Reiner (Inspector Silvester)
Ariana Gorini (Nicole)
Dante DiPaolo (Frank Sacalo)
Mary Arden (Peggy Peyton)
Franco Ressel (Marquis Richard Morell)
Claude Dantes (Tao-Li)
Luciano Pigozzi (Cesar Losarre)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Eurovideo, Start´s Hunter Home Video, Euro-films y Vidis Asociados
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: Filmax y Regia Films

SINOPSIS: El salón de moda, organizado por Cristina y su amante Max, es un lugar de lujuria, tráfico de cocaína y chantaje, donde una serie de jóvenes modelos son asesinadas de forma salvaje. Parece cada vez más claro que todas las víctimas tienen un pasado muy turbio y, poco a poco, sus secretos se verán desvelados a través de un diario dejado por una de las modelos asesinadas...

COMENTARIO: Antes de la creación de esta película existieron otros films que contaron con alguno de los elementos propios del giallo. El mismo Mario Bava dirigía antes que esta “La muchacha que sabía demasiado”, título que junto con otros podrían las bases para que “Seis mujeres para el asesino” se convirtiera en el primer giallo oficial de la historia. De ella beberían y copiarían en decenas y decenas de títulos más adelante, de aquí salieron las ideas y las formas para que un conjunto de cineastas crearan grandes títulos dentro del género. Por supuesto, hubo otros directores que, aunque copiaron las formas, le dieron su toque al giallo, modelándolo e incluso realizando películas aún más perfectas que esta.

En el reparto, bien escogido y en el que cada cual interpreta de manera notable su personaje, nos encontramos con actores como Cameron Mitchell, Thomas Reiner, Dante DiPaolo, Franco Ressel, o el gran Luciano Pigozzi, y en el lado femenino, entre esas seis mujeres, que ya nos dice el título que no lo van a pasar bien, tenemos a Eva Bartok, Ariana Gorini, Mary Arden, Lea Lander o Francesca Ungaro.

Co-producida entre Italia y Francia, nos encontramos con una trama que se desarrolla en un ambiente de gente elegante, en este caso un salón de moda, donde trabajan una serie de modelos y en el que nos encontraremos diversos personajes de alto nivel adquisitivo. En el salón, como es natural, veremos un elemento que aparecerá en muchos gialli en el futuro, el maniquí. Los escenarios son parte importante de todo buen giallo que se precie. También tenemos escenas fuera de ese salón, en los distintos apartamentos o casas de las modelos y demás protagonistas asistiremos a escenas de tensión y crímenes.

Y es que no tardaremos en ver un asesinato, el criminal es alguien que va con la cara enmascarada, cubierta por algo similar a una media, con los típicos guantes negros y un sombrero de ala ancha. Los asesinatos son a cual más salvaje, empleando el homicida diversos métodos, por ejemplo asfixiar a  la víctima o quemarla con una estufa incandescente. Victimas que son siempre mujeres, en este caso débiles, con el miedo de ser la próxima presa. Estamos ante algo común en el giallo, las que sufrirán casi siempre la ira del criminal serán del género femenino.

Por supuesto, tenemos la investigación de turno a cargo, esta vez, de la policía, y, como no, los múltiples sospechosos, que tienen alguna razón para cometer los delitos, ya sea porque tienen problemas con las drogas, de índole sexual o psicológico, de obsesión, o porque ven que es la única forma de conseguir un objetivo.

La fotografía es, como lo será en futuras producciones, otro de los puntos álgidos del film, y estando Mario Bava de por medio no iba a ser menos, ya que se trata de un elemento muy bien tratado en todos sus trabajos, el empleo de rojos, azules o verdes, según en qué momento, están magníficamente escogidos. La banda sonora, a cargo de Carlo Rustichelli, es otro acierto.

En resumen, estamos ante una obra redonda, donde toda la trama gira en torno al asesino y el leitmotiv que le lleva a matar, una película que como ya he dicho sentó cátedra, creando lo que sería el giallo puro y duro. Esto, querido lector, es una obra maestra, y lo demás son tonterías. Un título al que todo amante de este género tan peculiar debe rendir tributo, y si a usted no le gusta, creo que debe mirar hacia otros sitios.

5 comentarios:

  1. Encantado de estrenar este apartado jajajajaja.

    Gran película para iniciar el blog, un fiel representante del género.

    Decirte tambien que ya te enlazo a mis recomendados. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Alimaña, ahora mismo pongo enlace a tu fantástico blog, saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hi!
    Buena iniciativa, espero que vaya para adelante!!

    Saludos desde la morgue!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Eddie, a ver si consigo reunir todos los giallos que va a ser muy dificil porque muchos permanecen invisibles en ediciones de video

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. La vi hace poco en un canal de televisión y me sorprendió enormemente, sobre todo por la cuidada planificación de las escenas y la magnífica utilización del color, además, claro está, de por su enrevesada trama. Tal es así que es "la culpable" de que me halla enganchado a este género.

    ResponderEliminar