GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

jueves, 24 de marzo de 2011

ROJO OSCURO

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: Profondo rosso
TITULO EN ESPAÑA: Rojo oscuro
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1975
DIRECTOR: Dario Argento
REPARTO: David Hemmings (Marcus Daly)
Daria Nicolodi (Gianna Brezzi)
Gabriele Lavia (Carlo)
Macha Méril (Helga Ulmann)
Eros Pagni (Supt. Calcabrini)
Giuliana Calandra (Amanda Righetti)
Piero Mazzinghi (Bardi)
Glauco Mauri (Profesor Giordani)
Clara Calamai (Marta)
Aldo Bonamano (Padre de Carlo)
Liana Del Balzo (Elvira)
Geraldine Hooper (Massimo Ricci)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Domino Videofilms
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: Suevia Films, Vellavision, A Contracorriente Films y Tribanda Pictures
EDICIONES ESPAÑOLAS EN BLU-RAY: A Contracorriente Films

SINOPSIS: Durante una exhibición pública de sus facultades una famosa médium sintoniza con una mente criminal. Mientras tanto, al fondo de la sala, una figura misteriosa abandona su asiento. Posteriormente, Marcus, un pianista de jazz inglés afincado en Roma y vecino de la parapsicóloga, contempla atónito desde la calle como una figura desconocida estrella la cabeza de su vecina contra la ventana de su apartamento…

COMENTARIO: Tras haber realizado sus tres primeras películas, las que forman la llamada trilogía animal: El pájaro de las plumas de cristal (1970), El gato de las nueve colas (1971) y 4 moscas sobre terciopelo gris (1971), Argento “deja” un poco de lado el giallo, y en cuatro años, que son los que pasan hasta el estreno de Rojo oscuro, dirige un par de episodios para la serie La porta sul buio (1973) y el largometraje La quinta jornada (1973), una rara avis en su filmografía, ya que se trata de la única incursión del cineasta en la comedia.

Durante estos años, y tras el éxito de su opera prima, hacer un giallo se convirtió en algo común en la mente de productores y directores italianos, y aunque ya Mario Bava había puesto unas bases sólidas en el género tras la realización de la seminal Seis mujeres para el asesino (1964), fue Argento quien hace que el giallo viva su época de máximo esplendor, siendo copiado hasta la saciedad con resultados a veces muy buenos, a veces muy malos, e incluso en alguna ocasión superando al romano, eso ya es cuestión de cada espectador.

En Rojo oscuro funcionan todos los elementos propios del género a la perfección. Tenemos una historia intrigante, con una trama en la que conviven elementos más propios del terror como una médium o una vieja mansión abandonada con otros que podemos ver en cualquier gialli que se precie, un asesino inesperado y del que no descubriremos su identidad hasta el final, y unos crímenes violentos, salvajes y sanguinolentos.

Ni que decir tiene que tenemos una serie de personajes sospechosos, la inevitable y fantástica investigación cuasi policial de los personajes de David Hemmings y Daria Nicolodi, además de algunas pequeñas dosis de humor, vistas sobre todo en la versión más larga de la película, destacando además las discusiones de ambos personajes sobre el papel de la mujer en la sociedad, algo que no está de más en un género acusado de ser misógino. Eran otras épocas.

Y por supuesto, no podía faltar una banda sonora a la altura del conjunto, a cargo del grupo Goblin, que nos obsequian con unas melodías sobresalientes, muy bien elegidas según el momento al que nos lleve la trama.

Los planos realizados a larga distancia, los lentos travellings y la fotografía son otros de los puntos álgidos de esta masterpiece, con decoraciones increíbles y escenas que se nos quedaran en la retina para siempre, con unas interpretaciones que son de órdago, ya he nombrado a Hemmings y Nicolodi, pero no podemos dejar atrás los personajes de Gabriele Lavia, Giuliana Calandra o Eros Pagni entre otros.

Rojo oscuro es, para quien les escribe, el mejor giallo jamás hecho, y con permiso de Suspiria (1977), la obra más redonda y sugestiva del director. Como bien describen en el libro “El giallo italiano, la oscuridad y la sangre”, Argento nos obliga a recorrer un universo de muerte, locura y putrefacción donde el Mal es algo más que un concepto moral. Si tú, querido lector, nunca ha visto un giallo, empieza por este, y si no te gusta, dedica tu tiempo a otra cosa.

3 comentarios:

  1. Estoy contigo, un grandísimo giallo y de lo mejorcito de Argento.

    A la espera de joyitas desconocidas, que dentro del giallo hay un buen puñado de ellas, y yo se que tienes muchas de las mismas..jejeje

    Un saludo desde La Mansión¡

    ResponderEliminar
  2. Encantado de verte por aqui ATXEIN, gracias por el comentario y los animos, no dudes que empezaran a salir giallos mas raritos :)

    La Mansión del Terror ya esta enlazada aqui por supuesto, y animo con esa nueva web que estamos impacientes.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. De los mejorcitos giallos, con un final tremendo. Mira que tenía fácil David Hemmings, si llega a ser un buen observador, saber quién era el asesino.

    ResponderEliminar