GIALLOTECA: GIALLO & THRILLING ALL´ITALIANA

El giallo destacó muy pronto entre todos los géneros y subgéneros europeos. La palabra "giallo" significa amarillo y alude a las cubiertas de una popular colección de novelas policiacas editadas por Mondadori. Pero esto no quiere decir que todos los giallos estén inspirados en dichos libros, de hecho muy pocos están basados en ellos, habiendo también giallos inspirados en novelas de otros estilos, influenciados por el cine gótico italiano, por las películas pertenecientes al krimi alemán y de las novelas de Edgar Wallace o incluso por algunos films de Alfred Hitchock como "Psicosis". Es más, las novelas conocidas como giallos en Italia cubrían desde el clásico wudunit sajón de Agatha Christie, el policiaco francés de Simenon, o la hardboiled norteamericana y sus pesos pesados, como Dashiel Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane... PINCHAR AQUÍ PARA LEER MÁS

Contacto: gialloteca@gmail.com

sábado, 10 de septiembre de 2016

LA BESTIA MATA A SANGRE FRÍA

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: La bestia uccide a sangue freddo
TITULO EN ESPAÑA: La bestia mata a sangre fría
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1971
DIRECTOR: Fernando di Leo
REPARTO: Klaus Kinski (Dr. Francis Clay)
Margaret Lee (Cheryl Hume)
Rosalba Neri (Anne Palmieri)
Jane Garret (Mara)
John Karlsen (Profesor Osterman)
Gioia Desideri (Ruth)
John Ely (Jardinero)
Fernando Cerulli (Augusto)
Ettore Geri (Inspector)
Monica Strebel (Enfermera Helen)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: PLM S.A.
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: La clínica psiquiátrica dirigida por el Dr. Osterman, es un lugar de residencia para jóvenes con distintas turbaciones mentales, todas provenientes de familias de alta alcurnia. La tranquilidad del lugar se ve alterada por la presencia de un sádico asesino…

COMENTARIO: El reputado guionista y director Fernando di Leo realizo sus mejores trabajos en los géneros del poliziesco y el eurocrimen. Tras sus primeras películas rodo dos perlas dentro del giallo, la curiosa “Violación en las aulas” en 1969, y esta que hoy os reseño. En el reparto de esta producción italiana destacan el genial Klaus Kinski, la inglesa Margaret Lee y la italiana Rosalba Neri.

El comienzo es muy prometedor. Vemos como alguien, ataviado con ropas negras y del que lógicamente no sabremos la identidad hasta el final de la película, ronda las dependencias de la clínica psiquiátrica donde se desarrolla toda la historia. Cuando está a punto de conseguir su objetivo debe salir huyendo.

La cinta recuerda en algunos momentos el aroma del cine de horror gótico realizado en Italia una década antes, pero hasta que el asesino empieza a actuar pasan demasiados minutos en los que se nos van presentando los diversos personajes que conviven en la clínica. No faltan los diversos sospechosos, con motivos para cometer los asesinatos.

En algunos momentos la cinta se nos hace un poco tediosa, sobre todo con los sueños y flashbacks de algunos protagonistas, aunque por otra parte tenemos escenas que ayudan a que no perdamos interés en el film. Las escenas de índole sexual bastante subidas de tono siempre son bienvenidas, y aquí tenemos varias.

Casi al final es cuando veremos asesinos sanguinolentos, en los que el criminal usa diversas armas provenientes de una sala museo en la que encuentra hachas, grandes cuchillos o un féretro de tortura. No sabremos nunca el motivo de esa sala en una clínica de tal índole. Y al final tendremos la resolución del caso, con el descubrimiento del asesino, que como es habitual resulta inesperado. La banda sonora a cargo de Silvano Spadaccino destaca también en el conjunto.

Recuerdo que la película me gustó mucho más cuando la vi hace ya algunos años, revisada ahora, y con unos cuantos gialli vistos, no me ha resultado tan potente, aunque tiene momentos magníficos la podría meter en un término medio dándole el aprobado, no estando ni entre lo potente ni entre lo peor del género.

domingo, 7 de agosto de 2016

LA BAMBOLA DI SATANA

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: La bambola di Satana
TITULO EN ESPAÑA: -----
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1969
DIRECTOR: Ferruccio Casapinta
REPARTO: Erna Schurer (Elizabeth Ball Janon)
Roland Carey (Jack Seaton)
Aurora Bautista (Claudine)
Ettore Ribotta (Paul Reno)
Lucia Bomez (Carol)
Manlio Salvatori (Edward)
Franco Daddi (Mr. Cordova)
Eugenio Galadini (Andrea)
Giorgio Gennari (Gérard)
Domenico Ravenna (Mr. Shinton)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: -----
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Elizabeth, acompañada de su novio y una pareja de amigos, acude al castillo de su difunto tío, Sir Ball Janon, para la lectura del testamento. Ella es la única hereda y no tiene claro si quedárselo o venderlo. Pronto Elizabeth empezara a sufrir pesadillas y a confundir estas con la realidad.

COMENTARIO: Ferrucio Casapinta tan solo dirigió esta película, de la que también escribió el guion. No me extraña que fuese el único film en la carrera de este señor, a tenor de las palabras que dedico a él la actriz Erna Schurer quien afirmaba que “el rodaje fue un cumulo de problemas, Casapinta era un inútil y quien hizo casi todo el trabajo fue su ayudante”.

Erna Schurer encabeza un reparto que comparte con el suizo Roland Carey, la española Aurora Bautista o el italiano Ettore Ribotta. Me detendré en el segundo. Carey nacía en Lausanne (Suiza) en 1933, de padre irlandés y madre francesa fue actor de teatro y cine, interviniendo en más de veinte títulos en este medio. Lo podemos ver en “Los gigantes de la Tessaglia” (Riccardo Freda, 1960), “Las hijas del Cid” (Miguel Iglesias, 1962), “Misión especial en Caracas” (Raoul André, 1965) o “Diamond connection” (Sergio Bergonzelli, 1982).

Volviendo al título que nos ocupa, La bambola di Satana comienza como lo hacen decenas de películas, esto es, un grupo de personas se dirigen y reúnen en un viejo castillo propiedad del cabeza de familia quien ha fallecido recientemente. Aunque todos saben que la propiedad pasara a las manos del único familiar del difunto, sí que tenemos algún personaje con intenciones de que esta venda el castillo. Comienza así una historia en la que convergerán elementos de distintos géneros.

No faltan escenas propias del típico horror gótico, con enmascarados, maquinaria de tortura, catacumbas y viejos sótanos llenos de suciedad y telarañas. Pero también tenemos escenas muy propias del cine y comic de la época, con bar y jóvenes bailando música de la época al ritmo que marca una vieja jukebox. Y por supuesto no faltan características propias del giallo. Vemos los guantes negros de turno de un asesino al que siempre vemos de espalda, alguno de los personajes sufre trastorno psicológico, hay diversos sospechosos de los crímenes que se van sucediendo, y el final es sorpresivo.

La película comienza muy bien, tiene algún momento en el que decae y levanta el vuelo al final. Estamos ante un giallo contaminado por otros géneros, con una fotografía preciosa que se aprecia muchísimo mejor en alta definición, y una banda sonora bastante acertada. No es que este entre los mejores títulos de los géneros que se entremezclan en la trama, pero se deja ver con agrado.

miércoles, 20 de julio de 2016

CRIMEN EN EL CLUB DE TENIS / CIRCULO DE UN DELITO

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: Delitto al circolo del tennis
TITULOS EN ESPAÑA: Crimen en el club de tenis / Circulo de un delito
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1969
DIRECTOR: Franco Rossetti
REPARTO: Anna Gaël (Benedetta Varzi)
Roberto Bisacco (Sandro)
Angela McDonald (Lilla Dossi)
Chris Avram (Riccardo Dossi)
Mario Guizzardi (Richter)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Con ambos títulos en Videotechnics S.A.
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Riccardo es un empresario de mediana edad, rico y poderoso que tiene una relación sentimental con Benedetta, una chica mucho más joven que él y que resulta ser hija de un amigo de toda la vida. Se conocen desde que ella era una niña. Sandro y Lilla son pareja, dos jóvenes revolucionarios y medio hippies que, aunque han vivido en un ambiente de gente rica y de buenos recursos están en contra del sistema...

COMENTARIO: Franco Rossetti estuvo involucrado en el mundo del cine desde finales de los sesenta donde hace labores de asistente del director hasta mediados de los ochenta. Fue guionista de una veintena de títulos entre los que destacan varios eurowesterns de culto como “Django” (Sergio Corbucci, 1966), “Adiós, Texas” (Ferdinando Baldi, 1966) o “El clan de los ahorcados” (Ferdinando Baldi, 1968). Como director hizo ocho largometrajes siendo su opera prima la estupenda “El desesperado” (1967). Esta “Crimen el club de tenis” fue su segunda película, y otros títulos que puedo destacar de su corta filmografía son “Ese movimiento que me gusta tanto” (1976) y “El mundo porno de dos hermanos” (1979).

“¿Crees que saldrá bien?” pregunta Lilla. “Claro que si” responde Sandro. Así comienza esta película basada en una novela de Alberto Moravia con el título italiano que da nombre al film. Aunque al acabar de verla uno se pregunta porque se llama así, si en el famoso club de tenis no ocurre ningún crimen. Resulta mucho más acertado el título de “Circulo de un delito”, porque nos encontramos ante una trama en la que cuatro personajes llevan todo el peso. Cuatro personas con diferentes ideales y formas de vivir, relacionadas de un modo u otro todas entre sí.

Por un lado, tenemos a Riccardo y Benedetta quienes tienen un romance pese a su diferencia de edad. Por el otro a los jóvenes Sandro y Lilla que también son pareja, pero a la vez ambos son amigos de Benedetta. Sandro tiene cierta amistad con Riccardo ya que ambos suelen acudir al famoso club de tenis, y Lilla resulta ser hija del propio Riccardo. Todo esto lo iremos viendo conforme avanzan los minutos de este entretenido thriller en el que más que nada tendremos celos, envidias, luchas por hundir a algún personaje y giro sorpresivo. No esperes encontrarte con el típico asesino enguantado y enmascarado del giallo más común. Aquí tenemos ese otro tipo de giallo, el que viene protagonizado por una serie de personajes con dinero y pocos escrúpulos, en el que no falta cierto tono político.

No os quiero contar nada más, ya que estropearía el visionado de la cinta a quien no la haya visto aún. Debo decir que se trata de un título notable, la historia se desarrolla en un ambiente bastante conseguido, donde tenemos escenas muy potables con alguna de ellas subida de tono, y la banda sonora resulta acertada.

lunes, 4 de julio de 2016

EL OJO DEL LABERINTO

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: L'occhio nel labirinto
TITULO EN ESPAÑA: El ojo del laberinto
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1971
DIRECTOR: Mario Caiano
REPARTO: Rosemary Dexter (Julie)
Adolfo Celi (Frank)
Alida Valli (Gerda)
Horst Frank (Luca)
Sybil Danning (Toni)
Franco Ressel (Eugene)
Michael Maien (Louis)
Benjamin Lev (Saro)
Gigi Rizzi (Thomas)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: Videotechnics S.A. y Play Films
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----
EDICIONES ESPAÑOLAS EN BLU-RAY: Resen

SINOPSIS: En un oscuro subterráneo, Luca trata de escapar inútilmente de un invisible adversario que lo hiere repetidas veces con un cuchillo. La imagen se estiliza trocándose en el dibujo de un laberinto con un ojo amenazador en el centro...
Julie, una chica extranjera, despierta de su pesadilla y se da cuenta de que Luca, su amante ya no está allí. Turbada por el recuerdo de la pesadilla, lo busca por toda la ciudad y en la clínica en que trabaja como psiquiatra...

COMENTARIO: Primer giallo dirigido por el romano Mario Caiano, que volvería a tocar el thriller a la italiana pocos años después con “…A tutte le auto della polizia”. Este director y guionista nos dejó títulos bastante notables en diversos géneros: "Goliath y la esclava rebelde" (1963), "Las pistolas no discuten" (1964), "Amantes de ultratumba" (1965), "Con el corazón en la garganta" (1967), "Brigada especial" (1976), "La esvástica en el vientre" (1977) ...

Y la verdad, viendo el nivel de este ya nos podría haber obsequiado con más títulos dentro del género, porque estamos ante una película que bien podría entrar en el top-ten particular de muchos aficionados al giallo. No nos encontramos con múltiples asesinatos, ni con el típico criminal con la cara oculta, aquí muchos pueden ser el asesino, si es que de verdad alguien ha resultado muerto, algo que iremos descubriendo hasta bien entrada la película.

La trama está muy bien llevada, empieza con lo que parece ser una pesadilla y la desaparición de un psiquiatra a la que su paciente y amante buscara incansablemente. Las pesquisas de la joven Julie le llevaran hasta un pequeño pueblo, para llegar más tarde a un chalet donde viven una mujer rica y un grupo de jóvenes a su servicio. Allí y con la ayuda de Frank, un tipo de mediana edad y gánster retirado, empezara a averiguar la verdad.

Estamos ante una historia donde abundan los personajes de buena posición social. Ricos y jóvenes que harán lo posible para ocultar diversos aspectos negativos de su vida. Algunos con pasado turbulento, otros con secretos inconfesables que no debe conocer la sociedad, y todos con razones para haber matado al tipo que busca Julie. Casi toda la historia transcurre en el chalet de la ricachona de turno, recordándonos a aquellos primeros gialli que dirigieran Umberto Lenzi y otros cineastas sobre todo en la década de los sesenta.

La psicología será una parte importante en esta historia, tanto que podemos calificar la película como un psycho-giallo. Como en algún otro título del género en un cuadro pintado a mano parece haber una pista sobre la identidad del asesino, algo que, como en todo buen giallo, no descubriremos hasta casi finalizada la película. En resumen, “El ojo del laberinto” es una cinta muy notable dentro del género, con grandes momentos, una trama que no decae y que se sigue con interés y que cuenta además con una estupenda banda sonora a cargo de Roberto Nicolosi.

sábado, 11 de junio de 2016

LAS CARAS DE LA OSCURIDAD: FEMI BENUSSI

Escrito por ROBERT GARCIA 


Eufemia “Femi” Benussi nació en Rovigno (Italia) el 4 de marzo de 1945. Rovigno es una pequeña ciudad costera situada al norte del mar Adriático, muy popular entre los turistas ahora es conocida como Rovinj y pertenece a Croacia. Aunque en ella se hablan tanto en italiano como en croata, y los dos nombres son oficiales y correctos. 

Femi no tardo demasiado en involucrarse en algún medio artístico, muy jovencita debuta en una obra de teatro en la ciudad croata de Rijeka (Fiume para los italianos). Posteriormente se traslada a Roma donde interviene en su primera película, El verdugo escarlata (Il Boia Scarlatto - Massimo Pupillo, 1965). Quien le iba a decir a una chica que por entonces tenía diecinueve años que acabaría protagonizando o interviniendo en un total de 86 películas hasta su retirada en 1983. 

Y como era habitual en aquella gloriosa etapa del cine, la actriz no se saltó ninguno de los géneros que poblaban las fabulosas carteleras cinematográficas, combinando apariciones en comedias eróticas, péplums, westerns, poliziescos o cintas de aventuras. Por poner algún ejemplo, la podemos ver en “Tarzana, sesso selvaggio” (Guido Malatesta, 1969), “Nuestro hombre en Milán” (La mala ordina – Fernando Di Leo, 1972), “Poppea, una prostituta al servicio dell´impero” (Alfonso Brescia, 1972), “Desafio a la ciudad” (Il giustiziere sfida la città – Umberto Lenzi, 1975) o en “Cuerpos desnudos” (Corpi nudi – Amasi Damiani, 1983), que sería su última película. 

Lo que más nos interesa en este blog son sus apariciones en el giallo o pseudo-giallos. A Femi la podemos disfrutar en los siguientes títulos:


Como veis títulos notables dentro del género. Por su buen hacer en ellos, y por su excelente carrera cinematográfica, ocupa desde ya su sitio en esta sección.

miércoles, 25 de mayo de 2016

FRANCESCA

Reseña realizada por ROBERT GARCIA


TITULO ORIGINAL: Francesca
TITULO EN ESPAÑA: Francesca
AÑO DE PRODUCCIÓN: 2015
DIRECTOR: Luciano Onetti
REPARTO: Luis Emilio Rodriguez (Inspector Bruno Moretti)
Gustavo D´Alessandro (Inspector Succo)
Raul Gederlini (Vittorio Visconti)
Silvina Grippaldi (Nina Visconti)
Evangelina Goitia
Juan Bautista Massolo (Giovanni Bianco)
Florencia Ollé (Angela Stefanatto)
Fernanda Cerrudo
Idiel Idiaquez (Dr. Laforte)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: -----
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: Regia Films

SINOPSIS: Un despiadado psicópata usa La Divina Comedia como referente para limpiar la ciudad de almas impuras, unos asesinatos que podrían tener relación con la desaparición, quince años atrás, de la hija del poeta Vittorio Visconti.

COMENTARIO: En la reseña aparecida en este blog califique la primera película realizada por los hermanos Onetti como un neo-giallo experimental. A esta Francesca no le sobra lo de neo, ya que estamos ante una película actual. Si le sobra lo de experimental, ya que al contrario que en aquel título, este se asemeja mucho más al giallo de corte clásico realizado en los setenta y parte de los ochenta. Pero por mi parte, seguiré calificando todo giallo realizado fuera de Italia como pseudo-giallo, espero que me disculpen, son manías que tiene uno.

La trama de “Francesca” sigue las normas de los títulos que dieron fama al género: asesinatos sanguinolentos, investigación policial, traumas psicológicos, múltiples sospechosos y descubrimiento final de un criminal inesperado y sorpresivo. Todo ello rodeado de muñecas, maniquíes, guantes de cuero, gabardinas, botellas de J&B y una banda sonora maravillosa. Contamos con escenas que recuerdan a títulos míticos del género, encontrándonos con muchos detalles que evocan al “Rojo oscuro” (Profondo Rosso, 1975) de Dario Argento.

Tengo que destacar el trabajo de fotografía de la película, que debido a unos filtros tiene un aspecto añejo, recordándonos a aquella época donde se realizaron los mejores títulos de este género en el país de la pasta. “Francesca” es probablemente la mejor muestra de esta corriente denominada como neo-giallo, lo que nos demuestra que un género puede nacer en un sitio, para ser actualizado y homenajeado notablemente en lugares muy alejados de aquel país. Y los hermanos Onetti lo consiguen con creces. Luciano en la dirección y Nicolás en la producción dejan el listón muy alto con la película. Resulta muy curioso cómo han sido personas de otros países los que han sido capaces de llevar a cabo los mejores thrillers´lla italiana en los últimos años. Recordemos que nos encontramos ante una producción argentina, aunque la cinta haya sido rodada en italiano, e incluso los títulos de crédito los veamos en este mismo idioma.

“Francesca” es un título que gustara al fan acérrimo de giallo más clásico, pero también al que reniega del llamado neo-giallo, y creo no equivocarme al decir que agradara a cualquier amante del cine. Y, por último, déjenme darles un consejo. No paren la película cuando lleguen a los títulos de crédito, véanlos hasta el final, se encontrarán con algo tan sorprendente como la identidad de quien comete los crímenes en el film.

En nuestro país la película ha sido editada por Regia Films en DVD, con su formato original de pantalla anamorfico 2,35:1 (16/9), doble pista de audio en italiano (DD 5.1 y DD 2.0), y subtítulos en castellano e inglés.
Como ocurre con la reciente edición en el mismo formato de “Los vampiros” (I vampiri – Riccardo Freda, 1957) nos encontramos con un magnifico libreto de 20 páginas, en esta ocasión escrito por Roberto García-Ochoa Peces (doblekultocinema.com). Además, tenemos los siguientes extras en el disco:
- Entrevista a los hermanos Onetti (18 minutos).
- Detrás de las cámaras (12 minutos).
- Escena alternativa (3 minutos).
- Escena oculta (2 minutos).
- Tráiler (2 minutos).
A continuación, os dejo algunas capturas de dicho DVD. Pincha en cada una de ellas para verlas a su tamaño original.






jueves, 12 de mayo de 2016

LES NUITS ROUGES DU BOURREAU DE JADE

Reseña realizada por ALFONSO & MIGUEL ROMERO


TITULO ORIGINAL: Les nuits rouges du bourreau de jade
TITULO EN ESPAÑA: -----
AÑO DE PRODUCCIÓN: 2010
DIRECTORES: Julien Carbon, Laurent Courtiaud
REPARTO: Frédérique Bel (Catherine Trinquier)
Carrie Ng (Carrie Chan)
Carole Brana (Sandrine Lado)
Stephen Wong Cheung-Hing (Patrick)
Kotone Amamiya (Tulip)
Maria Chen (Flora)
Jack Kao (Mister Ko)
EDICIONES ESPAÑOLAS EN VÍDEO: -----
EDICIONES ESPAÑOLAS EN DVD: -----

SINOPSIS: Durante el reinado del primer emperador de China, un ingenioso torturador, creó un elixir que paralizaba los miembros de su víctima al aumentar la sensibilidad de las terminaciones nerviosas hasta diez veces. Ocultado en un cráneo de Jade, el elixir puede provocar todo tipo de sensaciones varias, desde caricias eróticas hasta lesiones espantosas.
Obsesionado por el deseo de experimentar estas sensaciones extremas, el verdugo se mata con su propio veneno, intensificando la experiencia de la muerte. Sus perseguidores nunca encontraron el cráneo, que había sido ocultado dentro de un precinto real. Pero la maldición del cráneo de Jade, responsable de la muerte de su creador, permanecerá dentro del su escondite trayendo desgracia a todos los que lo poseen. Hasta el día de hoy...

COMENTARIO: Julien Carbon y Laurent Courtiaud definían este su primer trabajo en la realización como “un giallo de Hong Kong, con misterio, asesinatos sádicos, fetichismo y mujeres”. Ambos habían colaborado previamente en los libretos de cintas hongkonesas de acción como “Running out of time” (1999) de Johnnie To (1), “Black Magic 2” (2002) de un Tsui Hark que aprovechaba la moda del “Matrix” (1999) de los Wachowski (2), o “El secreto del talismán” (2002) de Peter Pau, película de aventuras que seguía la estela del “Tomb Raider” (2001) de Simon West con Angelina Jolie encarnando a Lara Croft.

Los realizadores demuestran unos concienzudos conocimientos del thrilling all’italiana, de sus constantes y directivas, de sus temas y, lo más importante, de su estilo visual. El mismo título de la cinta (y más en el original en francés), como en tantos giallos, contempla múltiples significados a la par que no tiene por qué decir nada, tan llamativo e intrigante como superficial y banal. Red Nights, “Noches Rojas”, es el nombre del perfume que presenta y representa Carrie Chan (Carrie Ng), un mundo, el de la alta cosmética y perfumería, afín al de las modelos y pasarelas tan caro al género desde “Seis mujeres para el asesino” (1964) de Mario Bava, aunque ella y su compañero, Patrick (Stephen Wong Cheung-Hing), lo que realmente buscan es otro elixir, el que se encuentra en el “verdugo de jade”, pero a ello volveremos más adelante. Noches rojas son también las de los rituales sadomasoquistas orquestados por la pareja y dirigidos por ella, y el bermellón (muy oscuro y denso) con sabor a muerte domina esta historia de traiciones y pasión por el dinero y el poder, sobre todo en su magnífica parte final. Y el rojo es, junto al azul y los tonos anaranjados, el color predominante en la fotografía de la cinta, a cargo de Man-Ching Ng (3).

La representación, como la ópera de “Terror en la ópera” (1987) de Argento, o el teatro en “Aquarius” (1987) de Michele Soavi, ese juego de espejos y trasvases, tiene cabida aquí en la ópera china donde Patrick es el actor principal y cobra especial significado la canción que habla de las garras del verdugo, instrumento de tormento y muerte a la par que de amor, fogosidad y placer. Las garras, utensilio también en la privacidad de los amantes, que emplea Carrie para sus rituales (representaciones igualmente) sadomaso que acaban “penetrando”, con regusto sádico de la dómina, a las chicas que se prestan a sus recreos sexuales cuando, tras un largo y laborioso repertorio fetichista, termina más allá de la “petite mort” con la muerte real de las muchachas. Eros y Thanatos llevados al límite donde, era de esperar, no falta la pasión lésbica. Las garras, arma blanca a fin de cuentas, será la elegida por Carrie en la conclusión de la historia.

La representación, la ceremonia, la pasión y la muerte, la dominación, de igual modo en los asesinatos que comente Carrie fuera de esa cámara (mortuoria) donde practica sus retozos amorosos. Como cuando quita de en medio a Flora (Maria Chen), una vez se ha servido de ella y sólo le supone un estorbo, en un apropiado plano-contraplano en picado y contrapicado, dejando claro el status que ocupa cada mujer, en un mortífero y cruel juego donde el bondage y el fetichismo del pie (4) cobran gran relevancia. En el apartamento de Flora, por cierto, encontramos unos inquietantes maniquíes (¿lo son todos realmente?), tan característicos del giallo. Y maniquíes de carne y hueso, modelos, son Sandrine Lado (en el rol de Carole), quien había trabajado nada menos que para Chanel, Lancòme, L’Oreal o Garnier, el ya citado Stephen Wong Cheung-Hing, y la japonesa Kotone Amamiya (ésta en el mundillo “sólo para adultos”).

Como en la nihilista “Bahía de sangre” (1971) del maestro Bava, en el universo de “Red Nights” no hay lugar para los héroes y está poblado por personajes codiciosos y egoístas movidos por el lucro, que no dudan en traicionar y matar a quien sea para salirse con la suya y sin dejar un dólar de por medio. Catherine (Frédérique Bel) elimina en Taiwán a su amante (un político corrupto) para hacerse con la piedra de jade blanco que éste ha obtenido con algunas malas artes y marcha a Hong Kong para colocarla, encontrándose allí con una telaraña de individuos tratando de sacar tajada del tema. Oculto en el objeto se halla el “verdugo de jade” que contiene un elixir milenario que inmoviliza a las personas a la vez que es capaz de provocar las sensaciones más extremas, con el que “un beso equivale al mayor de los orgasmos” y, de igual manera, “el mínimo dolor se convierte en la más insoportable de las torturas”. Ideal para las prácticas amatorias del dúo y que nos empuja inevitablemente a “La tarántula del vientre negro” (1971) de Paolo Cavara.

Fuera del giallo pero quedándonos en Italia, la escena con Catherine llegando a Hong Kong recuerda sobremanera a las películas transalpinas de finales de los 70 y primeros 80, banda sonora de sintetizadores incluida, que nos hace pensar en Fulci, D’Amato o Deodato.

“Red Nights”, coproducción entre Francia, Bélgica y Hong Kong, dirigida por dos gabachos habituados a trabajar con la que fuera la más poderosa colonia británica en China (5), tiene inevitablemente mucho de estos países (6). Además de incluir en el reparto al taiwanés Jack Kao (7) como el mafioso Mr Ko, también interesado en conseguir el preciado jade, o a una Carrie Ng (8) en estado de gracia, Hong Kong presenta un escenario ideal, retratado como una ciudad tan cosmopolita tal que apocalíptica, en la que la occidental Catherine deambula perdida sin poder confiar en nadie y donde no le aguarda futuro. Ella, como el Jef Costello (Alain Delon) de “El silencio de un hombre” (1968) de Jean-Pierre Melville, se coloca bien la gabardina y se sube los cuellos de la misma antes de salir de su apartamento, como hacía aquél hasta en el momento en que se preparaba para que le mataran, y es que a Catherine, al igual que al resto de los personajes de la cinta, les espera el mismo sino que a los anti-héroes del polar, la fatalidad, a la que no pueden escapar por mucho que se esfuercen. Muy francés es también el gusto por los fastuosos rituales masoquistas, propios de una cinematografía tan dada a emparentar amor, sumisión y muerte, desde el cine de autor o el arte y ensayo al más comercial y/o de explotación, de Alain Robbe-Grillet a Just Jaeckin, de Roger Vadim a José Bénazéraf. De igual modo, en la conclusión, cuando entre unos y otros han terminado por echar a perder todo dejando un reguero de cadáveres tras ellos, los gangsters matan a Patrick, y el “amour fou” hace presencia. Ese “amour fou” que llevaba a Michel (Jean-Paul Belmondo) a perder la cabeza (y la vida) por Patricia (Jean Seberg) en “Al final de la escapada” (1964) de Jean-Luc Godard, conduce en esta ocasión a Carrie a reclamar justa venganza contra los asesinos de su amado armada con las garras que usaba en sus ratos de solaz (9). Una vez más, ceremonias de placer, sadismo, dolor y muerte unidos. Y ella, como el Jef Costello de Delon o el Michel de Belmondo, también lucirá con elegancia una gabardina en su último acto, sólo que en esta ocasión es de color rojo chillón, como va a quedar esa noche con toda la sangre que salpicará a su paso.


(1) Conocería secuela en 2001, codirigida entre Johnnie To y Law Wing-Cheung, pero sin Carbon ni Courtiaud en labores de guión.
(2) Y con Andy On en el papel del super-héroe que da título al film, sustituyendo a Jet Li del original de 1996 dirigido por Daniel Lee.
(3) No está de más recordar la importancia de la fotografía colorista, heredera del giallo y sobre todo, por supuesto, de Argento, que presentó el psycho-thriller de Hong Kong en los dorados tiempos de la así llamada “Categoría III”. Véase por ejemplo “Red to kill” (1994) de Hin Sing “Billy” Tang.
(4) Por el pie comenzará la agónica tortura que Carrie le profesa a Carole, y por los zapatos descubrirá Catherine quién ha dado muerte a su agresora, Flora, de cuyo piso tendrá que escapar, no obstante, descalza.
(5) Otros realizadores del país vecino amantes del cine de acción de Hong Kong son Christophe Gans y, especialmente, Luc Besson. A sus filmografías nos remitimos.
(6) Más consciente que casual se nos antoja la influencia en algunos momentos de un largometraje de otro país asiático, nos referimos al “Audition” (1999) de Takashi Miike y las torturas ejecutadas por la bella y mortal Asami (Eihi Shiina).
(7) Jack Kao ha intervenido en cintas de prestigio, caso de “Millenium Mambo” (2001), de Hou Hsiao-Hsien, pero también ha sido visto en gangster-movies made in Hong Kong como “La isla de fuego” (1991) de Chu Yen Ping, con un reparto donde se encontraban Andy Lau, Jackie Chan, Sammo Hung y Wang Yu. Cuenta la leyenda que el primero la protagonizó en agradecimiento al director por haberle librado de las zarpas de la mafia.
(8) Junto a Chinging Yau formaron el dúo de peligrosas féminas protagonistas de “Naked killer (Desnuda para matar)” (1992) de Clarence Fok.
(9) No es la primera vez que esta particular “lethal weapon” aparece en una producción de Hong Kong, baste hacer mención a “Las garras de la Tigresa” (1980) de Chia-Liang Liu para los Shaw Brothers. Por otro lado, en un momento del clímax de “Red Nights”, Carrie llega a rasgar con ellas una pared al modo que Freddy Krueger lo hacía en “Pesadilla en Elm street” (1984) de Wes Craven.